Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EN LA CASA TAMBIÉN ESTABA LA HIJA DEL MATRIMONIO, DE SOLO DOS AÑOS

El fallecido en el incendio de Onda se equivocó de gasolina para su coche y manipulaba el tanque cuando se prendió fuego

Su mujer se salva al ir a otra planta a por trapos y no consigue entrar en el garaje, cerrado una hora

Imagen de bomberos y guardias civiles, junto a vecinos desalojados en la calle Alquerías.

Auténtica tragedia la que en la madrugada de ayer se vivió en la calle Alquerías de Onda. Un hombre de 40 años, E.P.H., falleció durante un incendio en el sótano del adosado en el que vivía con su mujer y su hija de dos años. Según ha podido saber este periódico de fuentes solventes, el hombre estaba manipulando el tanque de gasolina de su vehículo después de haberse equivocado en el tipo de carburante durante un repostaje y, por causas que investiga la Guardia Civil, el mismo se prendió fuego.

La mujer del fallecido, de 35 años, se salvó porque en ese mismo instante había abandonado el garaje comunitario, a petición de su marido, para coger unos trapos. Mientras subía las escaleras, el hombre comenzó a gritar: «¡Fuego, fuego!» y aunque su esposa volvió a bajar e intentó abrir la puerta del garaje, le fue imposible.

Ante esta situación, la mujer salió a la calle a pedir ayuda y cogió a su hija. Eran las 23.20 horas.

Agentes de la Policía Local y Guardia Civil de Onda fueron los primeros en acudir al lugar del suceso. Los efectivos observaron que de la puerta principal y las ventanas del adosado emanaba una gran cantidad de humo que imposibilitaba el acceso al interior. La esposa del fallecido se encontraba muy nerviosa y quería entrar, gritando que su marido estaba en el sótano, por lo que se quedó a cargo de vecinos y amigos mientras los agentes buscaban una opción.

Los policías y guardias civiles comprobaron que un grupo de vecinos se encontraba en la puerta del garaje comunitario, intentando forzar la puerta con una especie de listones metálicos. Aunque, finalmente consiguieron forzar la entrada, las virulentas llamas y el humo impedían el acceso.

En el lugar se personaron también un médico y una enfermera del centro de Salud de Onda, así como también una ambulancia de Soporte Vital Básico. Más tarde lo harían también los Servicios de Atención Médica Urgente (SAMU).

Explosiones

En el interior del garaje se produjeron un par de explosiones, probablemente de neumáticos de los coches estacionados, y tanto los vecinos como los agentes tuvieron que abandonar el lugar por el peligro para su integridad por inhalación de humo.

Los efectivos evacuaron cuatro viviendas contiguas y dos más de la calle Segorbe y, sobre las 23.40 horas llegaron a la zona bomberos del parque de Nules, que comenzaron a extinguir el fuego. Sin embargo, no fue hasta casi una hora después cuando los bomberos comunicaron el hallazgo de un cuerpo sin vida en el sótano. Al parecer, la víctima estaba totalmente calcinada por el fuego.

A la zona se trasladó, bien entrada la madrugada, el médico forense, que sobre las 4.00 horas, procedió al levantamiento del cadáver de E.P.H..

Compartir el artículo

stats