La Guardia Civil le imputa cuatro delitos

El ADN del coche permitió identificar al autor del atropello mortal de Almassora

Vídeo: La Guardia Civil detiene al autor del atropello mortal de un ciclista en Almassora

Guardia Civil

Homicidio con utilización de vehículo a motor, abandono del lugar del accidente, desobediencia grave a la autoridad y contra la seguridad del tráfico. Son los delitos que le atribuye la Guardia Civil al ciudadano sudamericano de 39 años detenido este lunes como presunto autor del atropello mortal en el que perdió la vida un ciclista en Almassora hace 14 meses.

Pese al largo tiempo transcurrido, la labor incansable de la unidad orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil ha permitido detener al conductor que, tras segar la vida de una persona en la intersección de las calles Caridad y Juan de Austria, se dio a la fuga y ha permanecido huido hasta esta semana.

Tal y como ha podido averiguar este diario, los restos de ADN hallados en el vehículo Opel Astra empleado en el atropello mortal y abandonado después, a unas calles de distancia, permitieron poner nombre al fugitivo. Al introducir dicho perfil genético en la base de datos policial de identificadores obtenidos a partir de ADN, este arrojó una coincidencia con una persona que ya figuraba en ella por tener antecedentes. Se trata de una base de datos a la que tienen acceso y donde comparten información la Policía Nacional, Guardia Civil, Mossos d’Esquadra, Ertzaintza, Policía Foral y también el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses. 

Vigilancias en otras provincias

Durante todo este tiempo, los investigadores del equipo de Homicidios de la Guardia Civil han seguido numerosas pesquisas para poder detener al autor, a quien tenían identificado desde hacía meses. De hecho, los agentes llegaron a establecer operativos y vigilancias en diversas provincias españolas -como Valencia, Tarragona, Barcelona y Madrid-. También hicieron gestiones con organismos internacionales.

Pese a la ardua labor policial, el sospechoso permaneció oculto durante un largo tiempo, evitando exponerse públicamente por miedo a que lo arrestaran, hecho que dilató su detención, avanzada ayer en exclusiva por este periódico.

Cabe recordar que el vehículo implicado en el atropello mortal con fuga de Almassora no estaba a nombre del ahora detenido. De hecho, continuaba a nombre del anterior propietario, quien rápidamente fue descartado de la investigación policial. Según fuentes solventes, el ahora arrestado inició los trámites de compra de segunda mano del vehículo y adelantó un dinero, sin llegar a abonar la totalidad del montante el legítimo propietario, pero apropiándose del coche. El detenido hacía uso del mismo, pero en la DGT continuaban figurando los datos del anterior dueño del Opel Astra.

La víctima -Nicolás, de 27 años- falleció tras salir del trabajo, cuando se dirigía con su bicicleta al banco para hacer una gestión. El ahora detenido, que ya iba perseguido por la Guardia Civil por el casco urbano de Almassora tras saltarse un control, lo arrolló mortalmente. 

Suscríbete para seguir leyendo