Carmina Ballester ha reforzado este fin de semana su lista de apoyos para presentar su candidatura a presidir el Partido Popular de Castellón con los nombres de representantes de la capital de la Plana, así como de las grandes ciudades de la provincia y de las comarcas de interior.

Entre los avales más significativos de cuantos sigue recogiendo se encuentran Vicent Sales (Castelló), María Tormo y Vicente Blas Casino (Almassora), Herminio Serra (la Vall d’Uixó), Inma Yáñez (Nules), Tania Agut (Torreblanca), Estefanía Sales y Nacho Cantó (Segorbe), Vanessa Batalla (Benicàssim) y sus compañeros Óscar Valero y María Prades (Onda).

De estos nuevos respaldos a su proyecto, la alcaldesa de Onda destaca que haya tanto jóvenes como servidores públicos experimentados en gestión municipal.

Entre sus citas de ayer estuvo en un encuentro en Llucena con alcaldes y portavoces de la comarca, a quienes explicó su proyecto político, al tiempo que escuchaba sus propuestas e inquietudes respecto del futuro del partido en la zona. De esa reunió salió con la confianza de los alcaldes y portavoces de municipios como Llucena, Villahermosa, Figueroles, Castillo de Villamalefa o Atzeneta.

La voz de los afiliados

Ballester dijo ayer que el ejemplo que quiere seguir es el de Pablo Casado, «que fue elegido en las urnas por los afiliados», porque esta alcaldesa tiene la convicción de que «nos debemos a las bases y ellas deben ser las que muevan este partido, como defendí en la ponencia de estatutos que coordiné en el pasado congreso provincial y que se aprobó por consenso».

En los contactos que está manteniendo desde que anunció su intención de aspirar a la presidencia del PP provincial -- el sábado estuvo en la Vall d’Uixó-- Ballester defiende que su proyecto es el de «un partido que esté siempre a pie de calle, como ahora, escuchando, actuando y solucionando problemas a los ciudadanos». Considera que su misión es la de «cuidar de todos los pueblos y ciudades», como ya hacen sus alcaldes y portavoces en los ayuntamientos, de manera que el partido «esté en el centro de la provincia».