Bajo cero. Así han estado esta madrugada los vecinos de algunos municipios de la provincia de Castellón con la bajada drástica de temperaturas propiciada por la irrupción de una masa de aire polar en el territorio.

Localidades del interior han sufrido caídas de hasta cinco grados en los valores mínimos, como es el caso de Castellfort con -2,4 grados, la Pobla de Benifassà con -1,4 grados o Morella con -0,7 frente a los casi 4 grados de este martes.

Otros puntos de la provincia también han experimentado este regreso temporal del frío, como Segorbe, con 4,6 grados, o la capital de la Plana, con mínimas de 9,5 grados.

Mientras, las temperaturas máximas se verán afectadas durante la jornada de hoy de forma similar y rondarán los 15 grados en el litoral y los 10 en el interior.

Precipitaciones

El fenómeno irá acompañado de cierta inestabilidad y puede dejar precipitaciones durante los próximos días en Castellón. Aemet prevé lluvias en gran parte de la provincia durante este miércoles, pero también de cara al próximo fin de semana, manteniéndose los chubascos intermitentes hasta la próxima semana. 

Clima desigual

El episodio de frío está siendo desigual en el conjunto de la Comunitat Valenciana, como evidencia el contraste entre la bajada de temperaturas en Castellón y la variación al alza en Alicante o en ciertos lugares de Valencia. Según la red de estaciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en las comarcas del sur, las mínimas han ido al alza y han llegado a 15,8 en Orihuela, mientras que han marcado 15,3 en Rojales (ayer registró 11,2), 13,4 en la capital alicantina, 12,3 en el aeropuerto de el Altet y 8,4 en Pinoso, con 3 grados más que ayer (5,5).