Los brotes notificados en la provincia de Castellón han descendido un 69% en el último mes, hasta el 12 de abril, respecto al mismo periodo anterior, en una proporción similar a la que han bajado los contagios.

Así lo reflejan los datos aportados este martes por la Conselleria de Sanitat de la Comunitat Valenciana, donde los valores del conjunto de la autonomía aportan que los brotes han caído un 78% en un mes.

Por provincias, la que más cae en número de brotes es la de Alicante, con un 87%, seguida de la de Valencia, con otro 75%. No obstante, respecto al origen, las cifras confirman que continúa en primer lugar la transmisión en el ámbito social, la gran mayoría en el contexto de reuniones de familiares o amigos.

Sin bajar la guardia

La consellera del área, Ana Barceló, ha declarado que pese a las buenas cifras, las cuales son "un motivo de esperanza", todavía "no se puede bajar la guardia". Además, Sanitat ha apuntado que la mejora de los indicadores coincide en el tiempo con el avance en el proceso de vacunación y las restricciones para contener la pandemia adoptadas en la Comunitat Valenciana.

La flexibilización de medidas que ha entrado en vigor este lunes y que afecta a reuniones sociales, hostelería y restauración, actividades deportivas y a visitas a las residencias de mayores inmunizadas “son fruto del esfuerzo, la responsabilidad y el sacrificio de toda la ciudadanía, y del trabajo admirable de los y las profesionales de la Sanidad", ha añadido Barceló, quien ha instado a "continuar remando todos en la misma dirección para mantenernos en esta senda de estabilidad".

"Afrontamos un reto colectivo sin precedentes y el comportamiento individual, como nos está demostrando la pandemia, no afecta sólo a quien lo hace, nos repercute a todos y todas, tanto para bien como para mal”, ha asegurado la consellera.  

Arranca una semana clave para la vacunación en España Agencia ATLAS / EP