El Proyecto Sociocultural Sant Agustí, creado para garantizar la integración del colectivo gitano en este barrio de Castelló, ha atendido durante el año pasado a 1.314 personas, de las cuales 640 son mujeres y 665 hombres. El propósito de esta iniciativa, que cuenta con una dotación municipal de 71.800 euros, es reducir la exclusión social de los beneficiarios, diseñando y llevando a cabo acciones y programas educativos que promueven desde la innovación la educación intercultural y en valores «que facilitan la igualdad de oportunidades, la integración y la inclusión educativa y social en el barrio», como detallan desde el Ayuntamiento.

En esta misión juega un papel esencial la Fundación Panjab, encargada de desarrollar el proyecto. La concejala de Bienestar Social, Dependencia e Infancia, Mary Carmen Ribera, ha aprovechado la reciente celebración del Día Internacional del Pueblo Gitano para destacar la labor de esta entidad, que lleva casi 20 años defendiendo los derechos del colectivo gitano.

Convivencia social y cultural

Ribera asegura que el equipo de gobierno municipal apuesta por proyectos dirigidos a favorecer la convivencia social y cultural «a través de una visión positiva de las diversas culturas coexistentes en la ciudad». Ese propósito centra, de hecho, el III Pla Castelló Ciutat Intercultural, aprobado en el 2019. «Entre sus líneas de actuación incluye la promoción de la igualdad y la inclusión del pueblo gitano», señala la concejala.

«El proyecto Sant Agustí 2020 busca promocionar la comunitat gitana desde el reconocimiento de su identidad cultural, promoviendo la integración social y la convivencia»

Mary Carmen Ribera - Concejala de Bienestar Social

El Proyecto Sociocultural Sant Agustí 2020 es el resultado de la colaboración constante entre el Ayuntamiento y la Fundación Panjab, que como explica Mary Carmen Ribera, llevan trabajando en esta dirección desde hace tiempo impulsando proyectos para «promocionar la comunitat gitana desde el reconocimiento de su identidad cultural, promoviendo la integración social y la convivencia intercultural». Fruto de esa labor «la casa de cultura se ha consolidado como un referente entre personas de los barrios periféricos, que han encontrado en este espacio un lugar para todos los vecinos».

La Fundación Panjab es la encargada de impulsar este proyecto municipal MEDITERRÁNEO

Esta iniciativa en concreto incluye la organización de talleres y actividades como la Escola Quatre Estacions, para niños escolarizados de 3 a 16 años de los barrios Tombatossals, les Bacores y Sant Agustí, que cuentan con un respaldo adicional para «conseguir su éxito escolar para propiciar la igualdad de oportunidades». Desde el Ayuntamiento también destacan el taller Connecta-T, de transición al mundo laboral, entre otras propuestas.