La Unió de Llauradors informa de que la Comisión Europea ha decidido reabrir desde el 1 de mayo las importaciones de naranjas y limones procedentes de Argentina a la Unión Europea, tras la suspensión de las mismas decretada el pasado mes de agosto ante la presencia de numerosos envíos con plagas que fueron denunciados por esta organización.

La decisión finaliza la prohibición temporal de introducir en el territorio de la UE limones y naranjas procedentes de Argentina, que se tomó el pasado año por la detección de partidas con Phyllosticta citricarpa (Mancha negra de los cítricos).

Dudas sobre las medidas en origen

Esa prohibición se sustituye por una serie de controles basados en el riesgo que hay que calificar de forma positiva, ya que Argentina aún no ha puesto en marcha plenamente las medidas para reforzar su sistema de certificación de exportación de cítricos. Así, el nuevo protocolo, publicado ayer mediante la Decisión de Ejecución 2021/682 de la Comisión Europea (CE) en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE), se endurece con la inspección en origen y con el incremento de las inspecciones desde el campo hasta la entrada en territorio de la Unión Europea, aunque para la Unió aún resulta insuficiente y exige mayores garantías.

Por ello anuncia la organización que solicitará un nuevo cierre de las importaciones en el caso de que se detecten cinco o más interceptaciones en un mes de cítricos argentinos con plagas. Del mismo modo, continúa reclamando para estas importaciones un tratamiento de frío en tránsito, un incremento de las inspecciones para que pasen del 1% actual al 5% en los lotes antes de salir de Argentina y una homogeneización de los criterios inspectores en los diferentes puertos europeos.

Aumento del 562% en interceptaciones

Cabe señalar que el mayor crecimiento de rechazos de cítricos de terceros países en la UE durante el pasado año, por presencia de plagas, se produjo con la mercancía retirada de Argentina, un total de 139 en 2020 por los 21 de 2019, lo que supone un aumento del 562%. Incluso, pese a tener suspendidas sus exportaciones a la UE, desde el 15 de agosto hasta el 30 de abril de este año, en el pasado mes de septiembre todavía se detectaron un total de cuatro envíos rechazados procedentes de Argentina.

Indicar también que las exportaciones de cítricos argentinos a la UE ascendieron el pasado año a una cantidad de 140.357 toneladas -la mayor parte de limones-, de las cuales 26.366 tuvieron como destino España.