Las consecuencias negativas de la tercera ola de la pandemia en el mercado laboral de Castellón han quedado de manifiesto en la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al primer trimestre de este año. De enero a marzo subió el paro, bajó la ocupación en casi todos los sectores, y también se produjo una caída en la cifra de población activa.

Uno de los datos más abultados es el descenso de 14.700 personas ocupadas respecto al último trimestre del 2020. La comparación con el mismo periodo del año pasado eleva hasta los 16.400 los empleos perdidos en un tiempo marcado por el coronavirus.

Por sectores, el que se lleva la peor parte es el de los servicios, al perder a 9.500 trabajadores en solo un trimestre. Un tiempo que coincide con el incremento de contagios de la tercera ola del covid, y las medidas restrictivas en sectores vinculados a este campo, como la hostelería y el comercio.

El resto de sectores tampoco registran buenos números, al bajar 3.200 trabajadores en la industria y 2.200 en agricultura. Solo hay una mejora en la construcción, al aumentar en 400 personas, debido en buena parte al incremento de la demanda para realizar reformas y la marcha de algunos proyectos de obras nuevas.

Parados

El número de parados se sitúa en 42.400 personas, 3.000 más que a finales del 2020 y 3.700 más que en el último año. Cifras que muestran el mal arranque del 2021. La tendencia en Castellón es la contraria del conjunto nacional, donde sí hubo una disminución del paro. La tasa provincial se eleva hasta el 15,86%, la peor de los últimos tres años. Hace un año se situaba en el 13,81%. Esta última EPA prácticamente iguala la tasa castellonense con la media nacional, que es del 15,98%. En relación a la Comunitat, la distancia es más grande, al tener un 16,51%.

En comparación con el resto de provincias, Castellón desciende posiciones. Si en la anterior encuesta se situaba en el puesto 28, con el 14,12%, ahora pierde tres posiciones y aparece en el 31.

Respecto a la población activa, que contabiliza tanto a aquellas personas que tienen un trabajo como a las que los buscan, también se da un fuerte retroceso. Son 267.500, lo que supone una disminución de 11.000 sobre el cierre del 2020. No se daba una cifra tan baja desde el segundo trimestre del 2017, cuando el número fue de 264.400 personas.

Por otro lado, la EPA no recoge datos precisos de empleados que se encuentran en un ERTE. A finales de marzo, el número deparados temporales en la provincia eran 7.800 personas.

Brecha por sexos

Te puede interesar:

Esta primera toma de la encuesta en el 2021 también pone de manifiesto el incremento de la brecha entre hombres y mujeres. Si la tasa de paro era un 1,35% mayor a finales del 2020, ahora el número se amplía hasta el 2,18%. En cuanto a los parados que buscan un primer empleo, son 3.200 las personas en Castellón, por las 4.900 de la anterior medición. Reflejo de que ya hay quien ha desistido en su objetivo, al menos a corto plazo. 

Valoraciones

GENERALITAT

Para el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, es «evidente que todavía queda mucho para hacer y la situación del mercado laboral continúa siendo muy volátil». Espera que la vacunación y la mejora de la incidencia del covid mejoren los datos durante el próximo trimestre.

CCOO

El sindicato puso de manifiesto la situación de «fragilidad» en la que se encuentra el mercado laboral, por lo que insta a reforzar «el escudo social». El secretario general en Castellón, Albert Fernàndez, hizo hincapié en la mala situación de los jóvenes en el mercado laboral y la necesidad de adoptar mecanismos para que el paro no se desboque como en la crisis de la década pasada.

UGT

El secretario general en Castellón, Francisco Sacacia, destacó que la peor parte de los datos de la EPA «se la han llevado las mujeres, con 11.000 menos ocupadas en la provincia, así como en las personas dedicadas a la hostelería. Un hecho que concuerda con «los 86 ERTE en Castellón en el primer trimestre del 2021»

CEV

La patronal autonómica valoró los datos de forma negativa, ya que durante el primer trimestre del año «la actividad y el empleo han ralentizado todavía más la senda de recuperación iniciada a partir del tercer trimestre de 2020, y que dicho deterioro es mayor que el mostrado en media nacional». Algo que, inciden, se ha dado en casi todos los sectores.