El sector pesquero de Castellón manifiesta desde hace meses su preocupación ante los efectos negativos de la sobrepoblación de atún rojo. La Unión Europea mantiene unas fuertes restricciones para sus capturas, con unas cuotas muy escasas, especialmente en las barcas de menor tamaño.

La reivindicación cuenta desde ahora como aliados a la Comunitat y a Cataluña, que a través de sus direcciones generales de Pesca solicitan al Gobierno una mediación con las instituciones europeas para que se amplíen las cuotas de pesca de atún rojo en el Mediterráneo cara al próximo año. Las dos administraciones han constatado que el atún rojo es, en estos momentos «un recurso muy abundante», por lo que hay margen para aumentar el total admisible de capturas, decisión que depende de la Comisión Europea. Esta y otras peticiones son, para sendas autonomías, un asunto «de la máxima urgencia».

Además expresan el «gran potencial» que para las embarcaciones pequeñas tiene esta especie y las posibilidades que crea para fomentar la viabilidad del sector. Para el patrón mayor de la cofradía de Vinaròs, Mateo Fresquet, «es una buena noticia que se pongan de nuestra parte, y más teniendo en cuenta que nuestra comunidad es de las más perjudicadas». Fresquet también lamentó «la postura de varios estados, entre ellos España, que votaron en contra del plan de Bruselas que abría la puerta a aumentar las cuotas».

Cifra actual

En estos momentos la cantidad permitida para las artes menores es de 562,8 kilos de atún rojo por barca y año. Los marineros consideran que es una cifra muy escasa. Además, los atunes consumen muchas especies pequeñas, con lo que se reducen otras variedades del Mediterráneo como el pescado azul. «Son un depredador», concluyó Fresquet. 

Critican la «dejadez» del Ministerio por no saber dónde pescar el lunes

Los pescadores de la Comunitat, representados por la interfederativa Coincopesca, denuncian que no saben dónde poder faenar a partir de este lunes, al no tener respuesta por parte del Ministerio a las peticiones formuladas hace dos meses. Ayer, dirigentes de este colectivo se reunieron en la Conselleria con el Director General de Agricultura, Ganadería y Pesca en la Comunitat, Antonio Quintana, y el subdirector de Pesca, Francisco Beltrán; para trasladar al Gobierno central la imperiosa necesidad de conocer las zonas de veda espacio temporales señaladas en el artículo 11 del Reglamento Europeo 2019/1022.

Coincopesca añadió que las personas de la pesca «sufren la insensibilidad absoluta por parte de la Dirección General de Pesca del Gobierno de España ante las demandas del sector». El 11 de febrero ya se presentó el documento con las zonas propuestas de Castellón y el resto de la Comunitat. «Escrito que ahora tenemos que volver a enviar cuando ya se entregó en tiempo y forma», concluyeron.