Las inclemencias del tiempo ocupan cada vez más espacio en los medios de comunicación, debido a los problemas que causan en la vida cotidiana de los habitantes que las sufren, y los daños económicos que causan. Estos son solo algunos de los casos más recientes en la provincia de Castellón.

'Filomena' / 2021

El 10 de enero del 2021 llegaron fuertes precipitaciones en forma de nieve a partir de los 200 metros. Hubo estampas curiosas, como una cima del monte Bartolo cubierta de blanco. Pero el interior quedó patas arriba, con acumulaciones de más de 30 centímetros de nieve de media, con extremos de hasta dos metros. Las temperaturas extremas se dieron con cifras de 18 grados negativos. La Diputación aprobó la aportación de 323.000 euros para ayudar a los municipios.

Una plaza de Morella durante el temporal 'Filomena' Mediterráneo

Capital inundada / 2020

El 5 de noviembre del 2020 Castelló sufrió una fuerte tromba de agua, que dejó calles inundadas y cortes en el suministro eléctrico. Aemet registró 48 litros por metro cuadrado en apenas una hora. Los efectos también fueron notables en puntos próximos, como la Vall d’Uixó, Vila-real, Burriana o Moncofa.

Una tromba de agua contabilizó más de 40 litros en solo una hora en Castelló. Mediterráneo

'Gloria' / 2020

Considerada como la peor inclemencia de los últimos tiempos, en enero del 2020 dejó un rastro que todavía hoy se detecta en algunos puntos. Durante cinco días cayeron más de 180 litros por metro cuadrado en Vinaròs, aunque el efecto fue generalizado. El mar destrozó paseos como el de Almenara, reconstruido años atrás tras otro fuerte temporal, pero también hubo consecuencias en el interior. El 21 de enero se registró un espesor de nieve de 86 centímetros en Vilafranca, en Els Ports, que supera la anterior marca de 80 centímetros y que no había sido rebasada desde el 7 de marzo del año 1968.

La zona litoral del Grau de Castelló, inundada por 'Gloria'. Mediterráneo

'Helena' / 2019

A comienzos de febrero del 2019 se produjeron unas rachas de viento que fueron calificadas de históricas. En la Pobla de Benifassà se alcanzaron los 137 kilómetros por hora en la tarde del 2 de febrero. En Morella fueron 117 los contabilizados.

Gota fría / 2018

La segunda quincena de octubre del 2018 estuvo marcada por unas precipitaciones que azotaron el norte provincial, hasta rozar los 400 litros por metro cuadrado en apenas cuatro días. Hubo carreteras cortadas, e incluso se quedó incomunicado el hospital de Vinaròs durante unas horas. En puntos como Alcossebre la fuerza de un barranco hizo ceder un muro de una urbanización, dejando propiedades anegadas.

Daños de un temporal en la playa de Alcossebre Mediterráneo

Temporal de Levante / 2017

Las olas alcanzaron una altura de más de 6 metros en la segunda quincena de enero del 2017, dejando numerosos desperfectos de norte a sur de la provincia, con evacuación de personas en Almenara y la reparación de paseos litorales.