La salud de los castellonenses se ha resentido por el covid-19, ya sea de manera directa o indirecta, y un año después del inicio de la pandemia, un 80% de farmacias constata un repunte de la venta de ciertos fármacos asociados a un impacto colateral del coronavirus. Las recetas de vitamina D para paliar los efectos de la falta de exposición habitual al sol han ido a más y suponen una nota curiosa, con tratamientos que persisten en la actualidad y que no corresponden a las cifras habituales.

Algo similar está ocurriendo en Castellón, con una demanda en ascenso, detectada por los farmacéuticos, de multivitamínicos y probióticos asociados a conseguir un refuerzo de las defensas del cuerpo. Otra tendencia al alza son los fármacos para calmar la ansiedad, que han experimentado un repunte importante a lo largo del último año, y que aún hoy se mantiene en la provincia.

El cambio de hábitos de vida asociado a las propias restricciones para frenar los contagios y las preocupaciones crecientes a raíz de la crisis económica que ha golpeado a muchas familias están detrás de estas nuevas necesidades de medicación surgidas en el contexto de este atípico virus. 

Más recetas de calciferol

El sondeo del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Castellón ha dado como resultado que, de una treintena de farmacias participantes, un alto porcentaje, ocho de cada diez, ha detectado un repunte de suplementos de vitamina D (el calciferol) recetadas por facultativos médicos. Hay pacientes de diferentes edades, desde los 30 a los 60 años, que nunca habían sufrido este déficit, revelado ahora a través de controles rutinarios de analíticas de sangre. Las causas, aunque diversas, podrían estar muy al hilo de la pandemia, según los propios especialistas, dado que una de las causas reside en la falta de exposición al sol, lo que ha ocurrido justo en el último año, con periodos de confinamiento al inicio del Estado de Alarma como posteriormente, de prevención ante posibles contagios o por estar en contacto con positivos de coronavirus. Otro motivo es el consumo deficiente en la dieta de alimentos con esa vitamina D, «para sintetizarla es necesario el sol, que contribuye a la mineralización de huesos, desarrollo de músculos y sistema inmunológico», cuentan. 

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Castellón, Sergio Marco, valoró que «se ha constatado un repunte de estos fármacos debido al efecto de la pandemia. La gente está más en casa y no sale. Les falta vitamina D, por la falta de sol. No se hace tanto deporte, muchos teletrabajan y no hay tanta vida social fuera de casa. Se entra en un comportamiento un poco más introvertido. Y ello hace que el consumo de vitaminas, de ansiolíticos y de medicamentos para poder conciliar el sueño aumente». «Hace falta que pase pronto la pandemia y volvamos todos a una actividad normal, de salir más de casa, hacer vida social manteniendo distancias y cumpliendo los protocolos para que no se dispare otra vez y ya está», añadió Marco.

En cuanto a la edad, analizó, «en gente joven no se da tanto este tipo de problemas. El foco estaría en una población de 30, 40 y 50 años, más habituada a salir de casa para trabajar y relacionarse y que ahora no puede. La situación de estos meses, con mucho tiempo en casa, afecta a la moral de cualquiera». Por ello, también los fármacos asociados a calmar los nervios y el insomnio han registrado un boom de ventas, según corroboran distintas farmacias de la provincia, como es el caso de Burriana: «Sobre todo, nos piden consejo sobre sedantes naturales. Desde la tradicional valeriana a compuestos con melatonina junto a otras plantas relajantes; o componentes como triptófano. En trastornos del sueño se demandan tanto soluciones para conciliarlo como para mantenerlo sin interrupción durante la noche». 

Tratamientos capitales anticaída

Los productos capilares entran en este grupo al alza, «dado que la caída del cabello es un efecto secundario del covid y de situaciones de estrés, al alza», añaden. Otra tendencia es el interés de los usuarios por cualquier remedio para fortalecer defensas del cuerpo y estar en mejor predisposición vital. «Nos piden dispensar productos que han visto antes en televisión», explican desde una botica de la capital, «desde vitamina C a probióticos o multivitamínicos». Aunque no existe rigor científico en que tomar ciertas vitaminas prevenga frente al covid, sí hay consultas al respecto. Aprovisionarse de paracetamol para calmar dolores por efectos secundarios tras la vacuna del covid.

La astenia, otro caballo de batalla

Boticarias de la provincia también constatan un incremento de demanda de própolis y jalea real, también vinculados a fortalecer las defensas y combatir la fatiga. «Estamos ahora en una temporada donde se da más este cansancio motivado por la astenia primaveral y se nota», señala una farmacéutica consultada por este rotativo.

Adelgazantes, cremas de sol y antimosquitos

Otra de las consultas actuales en las farmacias hace referencia a «productos para adelgazar, por los kilos del confinamiento», especifican los clientes. Las cremas solares o los productos para prevenir o tratar las picaduras de mosquitos aún se venden a cuentagotas, pues se compra más «al día».