La demanda de test de covid, sobre todo, PCR y menos de antígenos, a laboratorios privados en Castellón se ha diversificado y, aunque no se dan las largas colas de meses atrás, porque no es tanto el volumen, sí se notan más peticiones por parte de empresas y particulares. La vocal de Análisis Clínico del Colegio de Farmacéuticos de Castellón, Pilar Marí, explica que «la demanda de PCR para grupos por asistencia a eventos ha aumentado en general y en los viajes se mantienen las peticiones para desplazamientos internacionales por motivos de trabajo, desde la provincia, o bien de turistas extranjeros que la necesitan --sí o sí-- para regresar a su país». 

Detectar posibles positivos antes de concentraciones deportivas y actos empresariales moviliza otras de las peticiones de pruebas covid. Existe una casuística en la que no es obligatorio realizarse la prueba pero en la que se opta por tranquilidad. «En mi caso, nos ha entrado incluso un encargo de campamentos de verano, para hacer test de coronavirus tanto a monitores como a alumnos», añade. 

Personal de un laboratorio de Vila-real lleva a cabo test de covid a periodistas, antes de su asistencia a una rueda de prensa en la empresa Pamesa. Andreu Esteban

Pendientes del verano

De cara a los viajes de ocio de verano todavía no se detecta una demanda al respecto --quizás, también, porque para destinos nacionales no hay tal obligatoriedad, y en cuanto a los del extranjero, aún existe mucha incertidumbre--. Además, otro factor es el de la vacunación. Habrá que ver cómo evoluciona la normativa y qué ocurre cuando se active el pasaporte covid digital europeo y cómo queda el mapa mundi de países donde seguirá siendo necesaria la PCR. En el caso de los turistas internacionales en Castellón, alojamientos como el Palasiet Thalasso Clinic y Hotel, en Benicàssim, tienen entre sus huéspedes a extranjeros --franceses, holandeses..-- y les gestionan la PCR con laboratorio, si la necesitan para su vuelta, e incluso se desplaza el personal autorizado hasta el lugar. Con pedir cita dos o tres días de antelación es suficiente, pues se suelen pedir «que tengan validez entre 48 y 72 horas, según destino». El resultado es rápido.

Salones de banquetes como la Masía Fuente la Reina, en Castelló, también ofrecen el servicio de PCR en laboratorio o in situ, a cargo de personal de enfermería, tal y como explica su directora y responsable también del hotel Luz, Eva Roqueta. Recientemente, celebró su fiesta una pareja de novios de Castelló, Alejandro y Alba, que optó por «una boda segura» y decidieron hacer como regalo un test --el de antígenos, más económico, con resultado rápido, en 15 minutos, aunque menos fiable que la PCR--. Afortunadamente, todos negativos antes del día del enlace. En todo caso, no existe la obligación, y luego igualmente se lleva la mascarilla, pero «creímos era la mejor opción», afirman. «Era un modo de evitar que alguien viniera con síntomas. Nos quedamos más tranquilos. Fue la mejor inversión. Tenemos amigos que se casan en septiembre que van a seguir este ejemplo», relata Alejandro. El covid les obligó a aplazar su ceremonia del 2020 al pasado mayo, y rebajaron la lista a la mitad, «de una boda de 300, a 150». Con todo, por respeto a los familiares más mayores --aunque muchos ya se han ido vacunando-- tomaron la decisión de los test.

Pero en otras ocasiones las peticiones a los laboratorios son a posteriori. «En mi caso particular, nos encargamos de organizar los test para los asistentes al partido de fútbol del Villarreal CF a Polonia. Y a la vuelta, algunas empresas consideraron hacer la prueba a su plantilla por prevención, para mayor seguridad», indicó Marí. También el año pasado, en algunas compañías de la industria cerámica, se efectuaron test de covid a los trabajadores a la vuelta de las vacaciones, por si se hubieran podido contagiar en ese periodo e infectar a otros compañeros al incorporarse de nuevo. 

A la espera de la venta en farmacias y del carné covid

Sobre la venta de test de autodiagnóstico de antígenos en farmacias, se encuentra autorizada por el Ministerio de Sanidad pero sigue adelante la tramitación del Real Decreto-Ley , que entrará en vigor en cuanto se publique en el BOE. El sector farmacéutico castellonense confía en que se active «ya este verano». Asimismo, el 1 de julio se implantará el pasaporte covid digital europeo en Europa (será la prueba de que una persona ha sido vacunada contra el covid-19, ha dado negativo en test o se ha recuperado de una infección). La patronal cerámica Ascer, en vistas a que algunos países ya están preparando la expedición de certificados, ha reclamado al Gobierno español que acelere los preparativos y trabaje para la movilidad fuera de la zona euro.