Apenas el 1% de los castellonenses, es decir, un total de 6.426 personas, residen en una zona con riesgo alto o incluso extremo de contagio de covid al superar sus poblaciones la incidencia de 150 casos por 100.000 habitantes.

Esta situación ocurre, según los datos sobre la evolución de la pandemia publicados este martes por la Conselleria de Sanitat, en Vilafranca (182,07 casos por 100.000), Sant Joan de Moró (278,47), Montanejos (531,91) y Culla (831,60), cuyos brotes en ningún caso superan la decena de positivos pero disparan la incidencia a causa del bajo número de habitantes.

Por el contrario, ninguna de las ciudades más pobladas del territorio provincial sobrepasa el umbral de riesgo medio establecido por las autoridades sanitarias en la tasa de 150 casos. La capital de la Plana fija su registro en 64,84 puntos, al bajar en 16 los contagios confirmados por prueba PCR durante los últimos 14 días. También Vila-real reduce su afección con seis casos menos y una incidencia de 95,53, mientras ambas comparten el mismo nivel con Vinaròs, Borriol, Almassora o Torreblanca. De hecho, otras como la Vall d’Uixó (28,41 casos por 100.000), Burriana (25,68) o Moncofa (29,82) rozan la «nueva normalidad» en la que se encuentra gran parte de la provincia, como pueden ser el caso, entre otras poblaciones, Benicàssim, Orpesa, Nules, Benicarló o Peñíscola.

Departamentos de salud

Los datos por departamentos de salud evidencian del mismo modo que la pandemia continúa contenida de forma generalizada en Castellón. El área de Vinaròs es la que experimenta una afección menor del virus, con una incidencia de 20,03, seguida de Sagunt --que incluye a municipios del Alto Palancia-- en 26,87 puntos y la Plana, en 43,39. 

En esta última zona, el presidente del Consejo de Salud y alcalde de Vila-real, José Benlloch, destacó ayer martes, tras una reunión extraordinaria, la «situación de evidente mejoría y de avance de la inmunización». Una valoración en línea con la del gerente del departamento, Miquel Rovira, quien apuntó que el escenario actual es «relativamente favorable, ya que el progreso de la campaña de vacunación hace que las tasas de incidencia sean cada día más bajas», con el 50% de población ya vacunada, según afirma.

Mientras, en estos momentos el área sanitaria de Castelló es la que atraviesa una mayor incidencia, con 57,30 positivos, aunque una vez más tampoco supera el riesgo medio en cuanto a posibilidad de transmisión comunitaria de coronavirus se refiere.