El calor ha llegado con fuerza a Castellón, con temperaturas más propias de julio y agosto, que de finales de primavera. Y, como advierte el catedrático de Climatología de la Universitat Jaume I, José Quereda, ya no se va a a ir, si bien los registros tenderán a suavizarse en los próximos días. 

Desde este fin de semana, los termómetros se han venido arriba, con dígitos por encima de los 30 grados en muchos puntos de la provincia. Atzeneta llegó a 35,5 y Zorita llegó a los 35,3 grados, según datos de Avamet. Fue la máxima, aunque en varios puntos del interior se superaron los 33 grados, como en Vallibona y Cirat. Castelló de la Plana, según Aemet, se encaramó a los 32,4 grados este lunes.

Pero no ha sido cuestión de solo un día, ya que el fin de semana los registros también han sido muy elevados, con máximas que en Atzeneta llegaron a 32,8 y el domingo y a 31,5 en Castelló. 

 

Y ¿cuánto durará esta situación meteorológica? El catedrático de Climatología de la UJI señala que «el calor es previsible que se mantenga, si bien ya no en una situación tan intensa como en los próximos días».

A partir del jueves

 Así, indica Quereda, «ya a partir del jueves, los termómetros suavizan tres grados su lectura». No obstante el aumento de la humedad relativa determinará que nuestro organismo no note el descenso. Sin embargo, agrega, el jueves la nubosidad y los flujos marinos aspirados por la columna de una Dana (depresión aislada de niveles altos) sobre el golfo de Cádiz, pueden determinar algún fenómeno tormentoso y de precipitación, débil en la costa y mayor en interior e inestabilidad convectiva de cara al fin de semana.

Sigue el calor de momento

Sin embargo, las temperaturas se mantendrán tanto este martes como el miércoles en valores similares a los del lunes en la provincia de Castellón. Este martes los cielos estarán poco nubosos y despejados, podrían darse calimas en el interior y soplarán vientos flojos que tenderán al sur y al este.  

Noches tropicales

Otro fenómeno destacado han sido las denominadas noches tropicales, lo que dificulta el descanso. Así, la capital no bajó de los 20,9º el lunes de madrugada. Tampoco en el interior hubo alivio, pues, por ejemplo, Morella se situó en los 19º.

El jefe de Climatología de Aemet José Angel Núñez advierte del significativo aumento que ha experimentado el número de noches tropicales (20º o más). Si hace 70 años se registraban 74 al año, actualmente suman 124 con lo que se prolongan de primavera a otoño. El verano, entre 2000-2019, se ha expandido quince días, siete hacia el otoño y ocho hacia la primavera, con un incremento de temperatura de 1,1º C respecto al promedio de referencia. Además, el experto advierte que en la Comunitat las noches tropicales aumentarán un 30% hasta 2100.

Temperatura del mar

Otro indicativo de que el estío está cerca es la temperatura del mar, que en estos momentos se sitúa en más de 23 grados