"Nos están matando. Basta ya! Este es el grito de auxilio que una decena de colectivos feministas y entidades de Castelló han querido lanzar para concienciar a la sociedad contra la violencia machista. Y lo han hecho de una forma muy gráfica, cubriendo con sábanas blancas con manchas rojas 18 estatuas femeninas de la capital de la Plana para simbolizar la sangre derramada de las mujeres. La víspera, las convocantes decoraron los lienzos con pintura roja para tenerlos preparados. Este jueves a las 19.30 horas, iniciaron su recorrido reivindicativo. 

Con esta iniciativa se quiere invitar a participar en la manifestación que tendrá lugar el próximo 22 de junio, a las 19.30 horas, en la plaza Huerto Sogueros con el lema Los machistas nos matan, quememos el patriarcado y que se hará en las tres provincias valencianas.

Colectivos feministas cubren estatuas de mujeres de Castelló. ANDREU ESTEBAN

Mavi Oliver, del colectivo La Flama, explicó que «sabemos que no hay ninguna mujer a salvo de esta violencia, porque pasa en todas las esferas y estamentos sociales». «Pensamos que no hay conciencia social de que no están matando y las víctima s de cada día ni tan solo se ven», añadió.

"No hay ninguna mujer a salvo de esta violencia, porque pasa en todas las esferas y estamentos sociales"

Oliver señaló que «se han acumulado demasiados casos después del confinamiento», pues desde que se levantó el estado de alarma han aumentado.

«Hay 20 víctimas oficiales, pero el feminicidio se duplica porque hay casos que no se contabilizan o no están esclarecidos». A estas mujeres que han sido asesinadas a manos de sus parejas o exparejas se suman las ejercidas por padres contra sus hijos, como el presunto caso de las niñas de Tenerife. «Sobre todo se percibe la muerte de menores y niños inocentes, la violencia vicaria, en la que la mujeres muerta en vida», señala Oliver.  Casos como el de Tenerife despiertan un interés general. Por ello, quieren implicar a toda la población sobre la «intolerable ola de violencia que sufren las mujeres por el simple hecho de serlo» para que haya un rechazo unánime.

Colectivos feministas cubren estatuas de mujeres de Castelló. ANDREU ESTEBAN

«Pero las organizaciones que estamos inmersas en esta acción lo trabajamos desde hace un montón de tiempo. Se han hecho minutos de silencio, concentraciones, salimos el 25 de noviembre... Estamos trabajando día a día a nivel trasversal, social, en centros docentes, pero falta mucho por hacer para que se vea que esta gran violencia no aparece de manera espontánea y un día porque sí sino después de otras muchas violencias menores que se quedan permitidas y que estructuralmente y sistémicamente se quedan avaladas», lamentó.

Más medios

También formula una denuncia a nivel institucional, ante la falta de medios suficientes para que esto se corte. «Debe haber cambios estructurales en los órganos de decisión, más recursos y coordinar recursos, protocolos y formación», declaró. Sobre todo, «apoyar a la víctima de violencia de género porque no se denuncia por miedo a ser asesinadas y que la justicia no esté respondiendo».

Colectivos feministas cubren estatuas de mujeres de Castelló. ANDREU ESTEBAN

Esculturas que representan a la mujer yendo a la compra, la maternidad, la remendadora, la aguadora o la pescatera. Niña, adulta o simbolista... todas ellas se cubrieron con velos níveos salpicados de manchas encarnadas, símbolo de la sangre derramada por tantas mujeres con nombres y apellidos que son solo la punta del iceberg de una lacra que se sufre día a día y en la que cada uno de nosotros podemos aportar un granito de arena, por pequeño que sea, para cambiar la realidad.