El verano que comienza este lunes se prevé más caluroso de lo habitual en el litoral mediterráneo, especialmente durante julio y septiembre, con alrededor de 80 noches 'tropicales' hasta el próximo octubre.

Así lo ha pronosticado el responsable del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante (UA), el catedrático Jorge Olcina, que también es presidente de la Asociación de Geógrafos Españoles (AGE).

Según el experto, en el verano de 2021 se volverán a marcar "máximos" de temperaturas, tal y como viene ocurriendo cada año desde 2010 en el este peninsular.

Además esto ocurrirá sin apenas precipitaciones, aunque en agosto podría haber algunas jornadas de tormentas fuertes con, incluso, episodios de inundaciones por la inestabilidad que provocan las altas temperaturas del mar.

Olcina ha puesto de manifiesto que las noches tropicales (donde los termómetros no bajan de 20 grados centígrados) no serán menos de 80 hasta el próximo octubre, y que habrá también 'noches ecuatoriales', donde las mínimas rebasarán los 25.

Ha recordado que el número de estas noches tropicales se ha multiplicado por cinco en el Mediterráneo español desde la década de 1970, cuando había entre 10 y 15, y ha añadido que esta es una de las manifestaciones más palpables del proceso del calentamiento global.

Desde la década de 1950, el litoral mediterráneo ha aumentado la temperatura media en 0,6 grados, lo que se traduce en veranos "menos confortables, calor más prolongado y noches menos soportables".

Este incremento de los valores es aún mayor en el mar, que se ha calentado en el mismo periodo en torno a los 1,5 grados, una circunstancia "preocupante porque distorsiona mucho la evolución climática" y consolida "la mediterranización del cambio climático".