La Conselleria de Sanitat ha incluido dentro de las 22 nuevas obras sanitarias a desarrollar entre 2021 y 2023 la ampliación del Hospital de la Plana, en Vila-real. Una obra que supondrá la construcción de un nuevo edificio para consultas externas con el objetivo de descongestionar esta parte del hospital y mejorar la atención al paciente. En concreto, el objetivo del departamento de Ana Barceló es poder licitar este ambicioso proyecto antes de que concluya este ejercicio. El coste aproximado de dicha inversión rondará los ocho millones de euros, aunque la tramitación administrativa todavía no se ha activado.

De este modo, este centro hospitalario que tiene asignado un cupo de casi 190.000 pacientes de 33 municipios de las comarcas de la Plana Baixa y el Alt Maestrat ampliará sus dependencias y adecuará el servicio de atención especializada, que está conformado por cerca de 60 consultas. Actualmente, se encuentra ubicado en la planta baja del ala oeste del hospital y antes de la pandemia las aglomeraciones de pacientes en las diversas salas de espera era uno de los problemas derivados de la falta de espacio en este servicio asistencial de especialización.

Ahora, el nuevo edificio se prevé levantar justo al lado del anexo que se está acabando de construir para albergar una nueva unidad de cuidados intensivos, cuya primera fase se abrirá en breve. El servicio doblará su capacidad pasando de nueve a 19 camas para enfermos críticos, aunque ahora solo se abrirán las primera seis camas, justo en un momento donde la presión hospitalaria por el coronavirus ha descendido de forma considerable.

Centro especialidades

Por tanto, el nuevo edificio permitirá también reubicar en la Plana las consultas de especialistas que se realizan en el centro de salud Torrehermosa, aunque este punto todavía falta concretar porque se estudia mantener algunas de ellas en estas instalaciones de mayor proximidad y cercanía para los pacientes de Vila-real.

Justo al lado de estas dependencias se construirá el nuevo centro de salud, otra de las actuaciones incluidas en los 22 proyectos sanitarios a desarrollar en las comarcas castellonensess. Este servicio asistencial, que ocupará el edificio que acoge actualmente la Biblioteca Central, en la calle Solades, contará con una plantilla formada por 37 profesionales y dará servicio a un área que abarca a 12.000 vecinos.