La explosión de casos de coronavirus parece no tocar techo, a pesar de las restricciones puestas en marcha hace 10 días, lo que aboca a la Generalitat a seguir con el freno puesto a la desescalada e incluso ir más allá en las medidas anticovid para conseguir doblegar esta quinta ola. Con una más que preocupante situación epidemiológica, el Consell se reunirá mañana para decidir si mantiene o endurece las limitaciones. Sobre la mesa está ampliar el toque de queda, que afecta ahora a 32 municipios de la Comunitat, entre los que se encuentra Benicàssim, a otras localidades con los indicadores de la pandemia disparados. Esta es la única de las grandes poblaciones de la provincia donde se observa, aunque solo de forma leve, una tendencia a la baja en los contagios de los últimos 14 días al contabilizar 155 positivos, 10 menos desde el pasado viernes.

Si se observan los datos sobre la situación de la pandemia en Castellón, la amenaza del toque de queda afectaría a la mayoría de grandes municipios, especialmente, a Castelló, Vila-real, Vinaròs o Burriana por el incremento exponencial de contagios en los últimos días. También estarían en la cuerda floja los de marcado carácter turístico como Orpesa, Peñíscola, Alcalà o Torreblanca, entre otros. De todos modos, la consellera de Sanitat, Ana Barceló, ya aclaró días atrás que para dictar un toque de queda no solo se tiene en cuenta la incidencia sino otros criterios como la tasa de positividad o las hospitalizaciones.

A pesar del hermetismo mostrado por Puig en los últimos días para evitar filtraciones que pudieran desvelar alguna resolución, lo que generaría tensiones con sus socios de gobierno, ayer la vicepresidenta, Mónica Oltra, sí fue más allá al asegurar que todos los municipios de la Comunitat que estén en la misma situación epidemiológica del toque de queda que se decretó en su día tendrán que incorporar la medida. Para ello, habrá que pedir el correspondiente aval del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat, que debe dar su respaldo a esta limitación que afecta a derechos fundamentales, así como a la prohibición de reunirse más de 10 personas si el Consell decide prolongarla, como todo hace indicar.

Horarios

Asimismo, Oltra resaltó que, además del toque de queda y de las restricciones que ya hay para algunos sectores, como el cierre del ocio nocturno, lo único que queda es actuar sobre los horarios, pero indicó que hay que esperar a ver qué dicen los expertos y los informes técnicos.

En cuanto al equipo de expertos que se reúne periódicamente con Puig para asesorarle sobre la pandemia, ayer le hicieron llegar la necesidad de mantener las actuales restricciones, haciendo especial hincapié en evitar reuniones multitudinarias.

Para el jefe del Consell la prudencia «es más exigible que nunca» y recordó que está aprobada ya la recomendación de uso permanente de la mascarilla. «Siempre habíamos sido partidarios de que en los espacios al aire libre no fuera necesaria, pero en espacios urbanos hay muchos momentos en los que es muy difícil discernir esa distancia y por tanto la recomendación general es el uso».

Según el presidente valenciano, más allá del debate generado sobre «la sentencia del Tribunal Constitucional, que tendrá una parte de doctrina todos los poderes del Estado deben alinearse en defensa de una causa común que es la superación de la pandemia y la justicia no puede estar al margen de la realidad».

Contagios por municipios de Castellón

Casos e incidencia de coronavirus por municipios de Castellón. Mediterráneo

El coronavirus está totalmente descontrolado en la provincia de Castellón, como sucede en el conjunto de la Comunitat y en gran parte de España. Así lo ponen de manifiesto los datos de contagios por municipios actualizados ayer por la Conselleria de Sanitat. La tendencia es clara, el virus se expande sin freno por las localidades más pobladas, especialmente, aquellas con marcado carácter turístico que ven en verano incrementado su número de habitantes. De ahí que reivindiquen que se tenga en cuenta la población real en esta época y no el padrón actualizado en enero para medir la incidencia acumulada. 

El crecimiento de casos es exponencial en Castelló, que pasa en solo cuatro días de 677 a 857 hasta dispararse la incidencia acumulada a 491 casos por cada 100.000 habitantes. Igual circunstancia se registra en Vila-real con 264 infectados, 70 más que el pasado viernes y una incidencia que supera los 500 puntos.

El aumento también es destacado en Burriana, con 182 positivos y en Vinaròs con 179, mientras que Benicàssim reduce ligeramente sus positivos hasta los 155.

La tasa de positividad también es demasiado elevada en Almassora, con 108 casos, la Vall (102), Benicarló (90), Onda (70), Nules (40) o l’Alcora (32).

De igual modo, el repunte de positivos se observa en Peñíscola, con 61 infectados, Alcalà también con 61, Orpesa con 68 y Torreblanca con 53.