El verano es la época del año en la que más tiempo libre se acumula. Una de la mejores opciones para aprovechar estos días es compaginar el deporte con la naturaleza, y la provincia de Castellón cuenta con ubicaciones más que perfectas materializar este tipo de planes.

Además, con el repunte de la pandemia y el toque de queda, hay que intentar realizar actividades diurnas y alejadas de zonas en las que se acumule una gran cantidad de gente. Por tanto, las actividades al aire libre durante este fin de semana pueden ser una buena alternativa.

Por ello, vamos a enumerarte algunas de las opciones que tienes en la provincia de Castellón para realizar rutas en las que se puede observar maravillosas vistas tanto a la costa mediterránea como al interior.

La Vía Verde entre Benicàssim y Orpesa

Este recorrido comprende entre los municipios de Benicàssim y Orpesa que recorre la costa mediterránea, ofreciendo unas maravillosas vistas del mar. La ruta se puede realizar en bici, ya que tiene 5,3 km de carril para aquellos que no deseen realizarla a pie, aunque en total toda la vía tiene 5,5 kilómetros. Asimismo, en el tramo se pueden encontrar varios túneles y un puente metálico, así como en su patrimonio cultural en el que destacan el Casco Antiguo de Benicàssim y las torres vigía de la Corda y la Colomera en Orpesa.

Vía verde Benicàssim - Orpesa

La Ruta del Abrigo de Rufino y Los Estrechos de Chillapájaros de Montanejos

El trayecto de este lugar comienza a la salida de Montanejos, en el que se acabará llegando hasta la famosa Fuente de Baños del municipio. Es una ruta corta, ya que se puede realizar en poco más de una hora, por lo que es una oportunidad para hacerla en familia. El nombre de ‘Chillapájaros’ corresponde a que en este lugar las golondrinas tienen ahí sus nidos, por lo que retumban en las rocas.

La Ruta de los Molinos de Agua

La Ruta de los Molinos de Agua

Este recorrido está ubicado en el interior de Castellón, en el municipio de Lucena del Cid. Lo “malo” de este lugar es que la ruta tiene una longitud de unos 17 kilómetros, aunque tiene varias zonas en las que se puede disfrutar del baño. Asimismo, en todo su trayecto se puede encontrar una diversidad grande en flora, así como también se puede ver los molinos de agua y las antiguas masías.

La Ruta Roja de la Serra d’Irta

Comprendida en el Parque Natural de la Serra d’Irta se encuentra un recorrido a pie de costa en el que se puede conocer las calas de Alcossebre. Esta ruta tiene una extensión de unos 9 kilómetros que empieza desde la Cala Blanca, pasando por el Faro d’Irta, hasta llegar a la Cala Cubanita. El nivel de dificultad que tiene esta zona es de un nivel muy bajo, ya que se puede realizar con la familia gracias a los paisajes de montaña y mar que hay en este lugar.

Ruta de la Tinença de Benifassà

Este trayecto está ubicado en la comarca del Bajo Maestrazgo que recorre 7 pueblos de la zona que son: La Pobla de Benifassà, Fredes, El Boixar, Ballestar, Castell de Cabres, Bel y Coratxà. Aunque realizar la ruta completa a pie es casi una utopía, dado su enorme longitud, se puede realizar un pequeño recorrido para ir de un pueblo a otro para aquellos amantes del senderismo, disfrutando de la naturaleza que le rodea.