Castellón tiene playas muy valoradas por los turistas, como acredita esta clasificación de la plataforma Tripadvisor. Hasta 32 arenales de la provincia lucen este verano la bandera azul que los confirma como espacios de primera categoría para el baño. Hay un reverso, sin embargo, por suerte minoritario, que son las banderas negras que cada año Ecologistas en Acción izan en el litoral español, señalando las playas que por contaminación o mal estado. En territorio castellonense, la organización apunta a dos.

Playa de la Basseta (Peñíscola)

El motivo que lleva a Ecologistas en Acción a señalar este enclave, situado en pleno parque natural de la Serra d'Irta, es la "contaminación". Y es que sus responsables han detectado "gran cantidad de residuos sólidos" depositados en esta playa virgen de un kilómetro de extensión, consecuencia de los diferentes temporales acontecidos desde enero del 2020, principalmente el Gloria.

Imagen de la playa de la Basseta, llena de residuos. Ecologistas en Acción

"La administración no tiene personal contratado para las tareas de retirada de residuos en los espacios protegidos litorales", denuncian en su informe.

Entre los problemas que apunta el informe está la "creciente presión humana" que soporta la Serra d'Irta, sobre todo en época estival. Es por este motivo, entre otros, que el Consell quiere establecer restricciones de acceso y limitación del número de coches en la zona. El informe refleja que de junio a septiembre, hay registros de entrada de más de 1.400 vehículos a motor por día. "En los informes de Banderas Negras 2019 y 2020 ya fueron evidenciadas estas problemáticas, pero sigue sin ponérseles remedio desde las administraciones y la ciudadanía", denuncian.

Panorámica de esta zona del parque natural de la Serra d'Irta. Ecologistas en Acción

Entre las soluciones propuestas para la mejora de la situación están, además de la limitación de acceso, la prohibición de la pesca y la caza en la zona y contratar servicios de retirada de residuos, apoyados por una red de voluntarios.

Playa del río Cervol (Vinaròs)

En este caso la bandera negra se otorga por la "mala gestión" por parte de las administraciones de este espacio, situado en la desembocadura del río Cervol, con la realización de "múltiples obras de defensa litoral y creación de nuevos reclamos turísticos".

Una panorámica de la playa situada en la desembocadura del Cervol. Ecologistas en Acción

"El cambio climático ha acentuado la subida del nivel del mar y ha puesto de manifiesto la poca previsión, mala planificación y permisividad urbanística en zonas inundables y terrenos ganados a la propia desembocadura", indica el informe, en un río descrito como "de máxima categoría de peligrosidad" en el Patricova. El resultado es, indican, un litoral alterado (espigones artificiales, playas regeneradas, regresión litoral…), con una "mínima capacidad de maniobra de cara a adaptarse a los actuales tiempos de crisis climática".

Localización de la playa en un mapa. Ecologistas en Acción

Como propuesta de mejora, desde la entidad proponen "eliminar las construcciones ilegales o regularizadas en primera línea de playa" y reubicar a los afectados; "regenerar la desembocadura del río y eliminar su canalización"; y "actualizar los deslindes de las zonas de Dominio Público Marítimo Terrestre".