En 2013 se publicó la Guía de Puentes de la Provincia de Castellón, encuadrada en un proyecto sobre el paisaje y las obras públicas de la Comunitat Valenciana que promovió la Cátedra Demetrio Ribes UV-CITMA de la Universitat de València. Su propósito era "acometer conjuntamente iniciativas de investigación y difusión del conocimiento sobre el patrimonio vinculado a la historia de la ingeniería y sus relaciones e implicaciones con la construcción y la historia del territorio", según reza la guía castellonense.

El primer usufructo del proyecto fue la Guía de puentes de Alicante, alumbrada en el otoño del 2012. Un año después, se engendró su homóloga castellonense con el fin de ofrecer al lector "una información estructurada y abundante sobre las dimensiones histórica, cultural y tecnológica de los puentes de carretera y ferrocarril más relevantes de la provincia". Esta minuciosa lista integra 57 construcciones de fechas y estilos dispares. A continuación, se nombrarán los diez puentes más añejos de Castellón.

10. Puente viejo de Sot de Ferrer sobre el río Palancia

Puente viejo de Sot de Ferrer sobre el río Palancia. Pueblos de España

Fecha de construcción: finales del siglo XVII (reformado en 1931 por Camilo Pérez)

Municipio: Sot de Ferrer

El puente viejo de Sot de Ferrer (31 metros de longitud) se levanta en un camino a la salida del pueblo, a unos 100 metros del puente nuevo —sito en la carretera que une al pueblo con la nacional 234, el antiguo Camino Real de València a Zaragoza—. Se construyó a finales de 1600, seguramente sobre los fundamentos de un antiguo puente árabe. Constituía el paso natural para internarse en la ermita de San Antonio de Padua, del siglo XVII. Su diseño es atractivo pero tosco. Antes de su remodelación, se componía de tres arcos: el mayor, de 17 metros.

9. Puente de Muñatones en Jérica sobre río Palancia

Puente de Muñatones en Jérica sobre río Palancia. Alto Palancia

Fecha de construcción: 1570

Municipio: Jérica

Erigido en el kilómetro 40.050 de la antigua carretera nacional 234, su origen se remonta a un Real Privilegio concedido en Girona en el 1386, por el que se autorizó construir un puente sobre el río Palancia. Las obras se limitaron a un pilar de mampostería que derribó una repentina avenida de agua. Hasta 1570 no se edificó el actual puente de Jérica, una muestra de ingeniería renacentista con dos arcadas de una longitud total de 60,50 metros y una anchura de 5,60 metros. Una inscripción en el pretil (muro protector) izquierdo sugiere que el puente lo sufragó Juan de Muñatones, obispo de Segorbe. De ahí su denominación.

8. Puente de Onda sobre el río Seco de Betxí o Sonella

Puente de Onda sobre el río Seco de Betxí o Sonella. Rutas Jaume I

Fecha de construcción: siglo XVI

Municipio: Onda

El puente de Sonella o San Francisco (3,40 metros de anchura) permitía transitar de la villa a la huerta de Sonella y al convento franciscano de Santa Catalina por el antiguo camino de Artana, hoy la CV223. Del puente se conocen pocos datos, pero sí se sabe que el geógrafo y cartógrafo Tomás López (1730-1802) lo mencionó en sus Relaciones: "Desde Onda a Artana se pasa el río Ana o Sonella por otro nombre, por un puente de piedra de dos ojos a 300 pasos de Onda". El puente se considera un "elemento antrópico de valor cultural y monumental".

7. Puente de Todolella sobre el río Cantavieja

Puente de Todolella sobre el río Cantavieja. Confederación Hidrográfica del Ebro

Fecha de construcción: siglo XV (1440)

Autor: Miguel Piquer / Guillem Rotlla

Municipio: Todolella

La comarca de Morella es fecunda en puentes medievales: hasta cinco de ellos salpican la zona. El de mayor envergadura es el de Todolella, que debió de sustituir un puente de madera o palanca en el primer tercio del siglo XV. En el 1440 se encomendó a Miguel Piquer culminar el puente. Para ello, contrató al picapedrero Guillem Rotlla. El aspecto actual de la construcción emana de las reformas operadas a finales del siglo XIX y principios del XX. La insuficiente anchura del tablero (4,5 metros) ha llevado a acondicionar el entorno para facilitar su visita y observación.

6. Puente de les Meravelles en el camino de Vistabella a Mosqueruela sobre Montlleó

Puente de les Meravelles en el camino de Vistabella a Mosqueruela sobre Montlleó. Castellón en Ruta Cultural

Fecha de construcción: siglo XIV

Municipio: Vistabella del Maestrat

Para cruzar el río Montlleó, entre Vistabella del Maestrat y Mosqueruela, se debe atravesar este puente, popularmente conocido como "puente romano", mas sus orígenes son más recientes e imprecisos. Sus trazas insinúan que se construyó entre los siglos XVII y XVIII, pero se baraja la hipótesis de que se edificase a finales del siglo XIV, porque durante esa época se desarrollaron las redes de transporte medievales, descentralizadas y que unían focos comerciales y ganaderos de importancia. Su emplazamiento posee una gran belleza paisajística: se levanta en un valle asimétrico, con un acantilado a la izquierda y una leve pendiente a la derecha.

5. Puente de Santa Quiteria en Vila-real sobre río Mijares

Puente de Santa Quiteria en Vila-real sobre río Mijares. Millars, Wikimedia Commons

Fecha de construcción: siglo XIII

Municipio: Vila-real

Este puente de 124,2 metros de longitud se yergue sobre el camino Vell, o antigua Vía Augusta, un camino partía de Tortosa y se adentraba por el corredor de les Coves, desembocando en la Plana por el valle de Borriol, atravesando la rambla de la Viuda y el río Mijares. Otrora se conoció como Camino de la Carretera, una vereda para ganados trashumantes. Muchos investigadores insisten en que los fundamentos del puente romano sirvieron para la construcción posterior, y coinciden en datarlo en la época medieval. El historiador P. Ramón de María sitúa el nacimiento del puente en el 1275, cuando Jaime I concedió a Pedro Dahera, vecino de la villa, la fundación de un hospital y la supervisión de las obras de un puente de piedra que había de alzarse sobre el Mijares.

4. Puente de Sant Miquel de la Pobla en Villafranca del Cid sobre la rambla de Sellumbres

Puente de Sant Miquel de la Pobla en Villafranca del Cid sobre la rambla de Sellumbres. Tripadvisor

Fecha de construcción: siglo XIII

Municipio: Vilafranca del Cid

La rambla de las Truchas o de Sellumbres es un afluente del río Calders, que mana de Mosqueruela (Teruel) y fenece en el río Bergantes en Cinctorres (Castellón). A lo largo de su cauce se hallan multitud de vestigios del pasado: destaca el puente gótico de finales del siglo XIII de Sant Miquel de la Pobla levantado junto a una de las masías, en el antiguo camino de Vilafranca del Cid a Cantavieja (Teruel), casi en el límite provincial. El diseño del puente es algo tosco e irregular, pero con aire inmemorial y una torre maciza en el margen derecho. La construcción se ha restaurado con tiento y su entorno ha sido franqueado y adornado con carteles informativos.

3. Puente del Olivar o de San Jorge sobre el río Sénia

Puente del Olivar o de San Jorge sobre el río Sénia. Ajuntament de Vinaròs

Fecha de construcción: Edad Media

Municipio: Sant Jordi

Se ubica junto al emplazamiento del molino del Olivar, del que hereda su nombre. Es un puente del antiguo camino que surgía de Tortosa, pasando por Ulldecona, y se dirigía a Traiguera y a la Jana. Era una itinerario harto frecuentado durante el medievo y la Edad Moderna. El camino recorre el paraje del Bovalar (27,38 metros), un lugar de alto valor ecológico y paisajístico. El puente medieval de San Jorge, de 49 metros de longitud, está situado en un entorno limpio y ajardinado, con un nivel de intervención adecuado para ponerlo en valor sin estridencias.

2. Puente del Molí de l'Om en San Rafael del Río sobre el río Sénia

Puente del Molí de l'Om en San Rafael del Río sobre el río Sénia. Turismedia

Fecha de construcción: Edad Media

Municipio: Sant Rafael del Río

Este puente se encuentra junto al molino de l'Om. Su construcción buscaba desembarazar el salto que suponía el Sénia para el transporte de harina. Muchos de los molinos de aceite esparcidos por la zona, durante el siglo XIX, derivan de antiguos molinos harineros remodelados. Durante el medievo se levantaron puentes sobre el río en toda la comarca del Sénia, que por entonces constituía una potente zona económica y de paso entre Aragón, Castellón y Tarragona, con una gran unidad geográfica y económica. El puente del Molí lo conforman cinco arcos de factura rústica. El cauce es rocoso y ofrece un firme cimiento al puente.

1. Puente del Molí de la Roca en San Rafael del Río sobre el río Sénia

Puente del Molí de la Roca en San Rafael del Río sobre el río Sénia.

Puente del Molí de la Roca en San Rafael del Río sobre el río Sénia. Fundación Miguel Aguiló

Fecha de construcción: Edad Media

Municipio: Sant Rafael del Río

El puente sobresale en la actual carretera de San Rafael del Río a Rosell, CV100, en el kilómetro 1,9 a mano derecha. Es la continuación de la Cañada Real del Gallo; su antigua función era permitir atravesar el Sénia al pastoreo trashumante. Actualmente se estudia la posibilidad de reparar tanto el puente como el molino para diseñar una ruta por el río Sénia. Desde 2007 las cañadas reales figuran en la lista indicativa de la UNESCO, antesala del Patrimonio de la Humanidad. Las vías pecuniarias se incluyen en los bienes de dominio de la Generalitat Valenciana y, por tanto, están protegidos. El puente del Molí de la Roca, de 22,50 metros le longitud, se esconde en un entorno privilegiado, poblado de campos de almendros, el río Sénia, el Molí de la Roca y el antiguo camino real.