Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ÉXODO RURAL

¿Sabes cuánto dinero recibirá tu pueblo para luchar contra la despoblación?

Morella, Vilafranca y les Coves se llevan las subvenciones más altas, unos 60.000 €

Villores, con 42 vecinos, es una de las localidades en riesgo severo.

Un total de 83 municipios de Castellón, seis de cada diez de la provincia, recibirán un montante global de 1,5 millones de euros del Fondo de Cooperación Municipal para la lucha contra la despoblación de la Comunitat. Así lo recoge ya el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), que contabiliza seis localidades más de la provincia que hace un año con la incorporación a la lista de Aín, Alcudia, Barracas, Benafer, Geldo y la Vall d’Almonacid. 

Las mayores subvenciones son para Morella y Vilafranca (60.000 euros), seguidas de les Coves de Vinromà (56.361). Por el contrario, los municipios con menor dotación son Palanques (6.267), Villores (6.565) y Herbers (6.639).

Gráfico con las cuantías que percibirá este año cada municpio

Gráfico con las cuantías que percibirá este año cada municpio JOSEP ANTONI MAMPEL

En términos autonómicos, el Consell ha incrementado la partida presupuestaria para atajar el éxodo rural hasta alcanzar una dotación total de 3,5 millones de euros, medio millón más que el año pasado, y ha ampliado el criterio para acceder a él, con la incorporación de todos los municipios de menos de 300 habitantes, tal y como figura en la resolución publicada en el DOGV.

Las modificaciones introducidas permiten aumentar el número de municipios que van a percibir el fondo, y que pasan a ser 180 en el conjunto de la Comunitat Valenciana, frente a los 154 del ejercicio anterior. De esos 26 nuevos ayuntamientos, 13 corresponden a la provincia de Valencia, siete a la de Alicante y seis a Castellón, que era la provincia que contaba ya con un mayor número de municipios beneficiarios.

La directora general de la Agenda Valenciana Antidespoblament, Jeannette Segarra, destaca que «este fondo es un respiro, una ayuda; es un instrumento de cobertura económica que permite a los ayuntamientos de Avant disponer de una ayuda para la mejora de la prestación de servicios».

Además de rebajar la barrera del número mínimo de habitantes, que pasa a menos de 300 (frente a los 120 de antes) la resolución contempla el aumento del importe mínimo a percibir, que se incrementa de 3.000 a 5.000 euros.

Por otra parte, se establece un número mínimo de ejercicios, no solo un año como hasta ahora, para conseguir más estabilidad y previsión presupuestaria de los ayuntamientos.

La subvención, para lo que deseen las localidades

Para Jeannette Segarra, «es importante recordar que este fondo está creado desde 2018 y este año ya se incrementa ese medio millón de euros por la voluntad y la apuesta de este Consell de ayudar a la lucha contra el despoblación». Además, como ha destacado la directora general, «se trata de una ayuda no finalista, incondicional; por lo tanto, los ayuntamientos pueden destinar el fondo a lo que ellos consideren oportuno».

Una vez más se pone de manifiesto la enorme diferencia existente entre el interior y la costa. El 80% de los cinco millones de habitantes de la Comunitat Valenciana se concentran cerca del mar.

El Banco de España ha sido uno de los últimos organismos en poner sobre la mesa la cuestión, al advertir que 51 localidades de la provincia están en riesgo de desaparición si no se revierte la situación demográfica actual, en la que el número de muertes es muy superior a la de nacimientos.

Castellón lidera la lista de pueblos que tienen menos de 100 vecinos

La despoblación severa afecta ya a 18 municipios del interior de Castellón, siendo esta la provincia que copa la mayoría de pueblos de la Comunitat de menos de 100 habitantes. Castell de Cabres, Palanques, Villores, Herbers, Higueras, Fuente la Reina, Vallat, Villanueva de Viver, Torralba del Pinar, Sacañet, Vallibona, Pavías, Espadilla, Matet, Torrechiva, Fuentes de Ayódar, la Serratella y Toga están por debajo del centenar de vecinos. 

El Consejo Económico y Social de la Comunitat (CES-CV) puso recientemente otra vez de manifiesto esta situación, que califica de «grave problema», y de «proceso lento, pero imparable», con una serie de carencias que se han incrementado desde la aparición de la pandemia. El único aspecto positivo que recoge la memoria del CES-CV del 2020 tiene que ver con la lista de 171 localidades en riesgo alto. Un total de 86 son de Castellón, pero son menos que en el 2019. Fuente la Reina, Jérica y Sant Rafael logran salir de esta catalogación.

Compartir el artículo

stats