Desde hace unos años es uno de los principales quebraderos de cabeza para la citricultura de Castellón, pero fue ayer, mediante la publicación en el Diari Oficial de la Generalitat (DOGV) cuando la Conselleria de Agricultura decretó oficialmente la plaga del cotonet en el territorio de la Comunitat. Además de plasmar en un documento oficial lo que ya es evidente en los campos, la resolución adopta medidas fitosanitarias para su control y para evitar su propagación. El secretario general de la Unió de Llauradors, Carles Peris, expuso que la orden del DOGV «publica el plan de acción trazado desde el Ministerio, pero para ello hacen falta recursos», por lo que «los costes y los esfuerzos recaerán sobre el sector y la Conselleria, sin que el ministerio haya adoptado hasta ahora ninguna medida presupuestaria, como ya pedimos nosotros hace meses». 

Protocolo

Entre las medidas publicadas por la Conselleria y que se deben adoptar de ahora en adelante se incluye un refuerzo de los métodos de desinfección en materiales como cajas, además de la limpieza de los materiales empleados para la recolección de la fruta en el caso de que se vaya a explotaciones diferentes, con el fin de que no se propague esta plaga entre fincas. «Algo que abarcará no solo a los agricultores, sino también a las empresas comercializadoras», comentó Peris.

Las medidas se localizan en parcelas, viveros y centros de confección. En cuanto a los tratamientos, se priorizan los medios biológicos, como la suelta de depredadores, aunque desde la Unió reclaman que se agilice este proceso para tener el número necesario de ejemplares. También se constituye un comité científico-técnico asesor sobre las medidas de detección y control, que se deban adoptar, formado por personal de la conselleria y técnicos especialistas en la materia. Evaluarán las medidas a adoptar y propondrán soluciones para erradicar la plaga.