La cuarta oleada de la pandemia de coronavirus tocó techo en la Comunitat Valenciana a finales del pasado mes de julio y, desde entonces, los indicadores van mejorando día a día. Los expertos, sin embargo, piden no relajarse ya que los modelos matemáticos que intentan prever con la mayor precisión posible qué nos depara la pandemia auguran un repunte de contagios en septiembre. Esa es, al menos, la proyección del modelo con el que trabaja el matemático, divulgador científico y profesor en la Universidad Miguel Hernández de Elx, Santi García Cremades.

Según el matemático, la bajada de nuevos positivos que empezó con agosto y que ha permitido reducir la Incidencia Acumulada a 14 días de los 593 casos por 100.000 habitantes del 2 de agosto a los 262 de ayer, se mantendrá todavía durante esta semana y la próxima. Esta caída sostenida facilitará que «hoy martes» la C. Valenciana pueda salir de la zona de riesgo extremo de los más de 250 casos por 100.000 habitantes e incluso las atípicas Fallas 2021 se celebren con incidencias acumuladas dentro del nivel medio de riesgo, incluso por debajo de 100: «para el día 1 podríamos estar en 150 de IA y por debajo de 100 sobre el día 3», según la proyección del matemático.

Esto no impedirá, sin embargo, que llegue un repunte en septiembre, que estaría relacionado, según García Cremades, con el inevitable cambio de rutinas y la interacción entre diferentes grupos burbujas. «No se puede decir con seguridad pero los modelos sí que apuntan a un nuevo repunte en septiembre por los cambios de rutina por lo que habría que mantener la prudencia», apunta el profesor de la UMH.

Vuelta al trabajo

El verano y las vacaciones parecen ser la situación perfecta para el descontrol pero ahora «las familias, aunque de vacaciones, siguen en un grupo burbuja que se va a deshacer en septiembre cuando se vuelva al trabajo y a los centros educativos». Este aumento de las interacciones sociales «diferentes» de las que se han mantenido hasta ahora son la clave del repunte que prevé el modelo matemático en el que trabaja García Cremades y que añade los datos de movilidad de Google para adelantarse a los pasos de la pandemia.

Dando por hecho este cambio de tendencia, la celebración de las Fallas podría agravar la situación. «Pueden ayudar a que el repunte sea todavía más alto por lo que hay que tener cuidado», insiste el matemático que recuerda que, con el avance de las vacunación en más del 70 % de los mayores de 12 años, las próximas oleadas serán «más de contagios que de colapso en hospitales».

Esta es la pauta que ya se ha visto en esta cuarta ola que, con el doble de circulación del virus que en la oleada de noviembre del año pasado, ha tenido la mitad de hospitalizaciones y de casos graves. Con todo, cabe recordar que una avalancha de contagios leves, aunque no sature los hospitales, también tienen su peaje a nivel de sistema sanitario ya que puede desbordar la Atención Primaria como se ha visto este verano. Al asumir la atención a pacientes leves y el rastreo de contactos se está dejando de lado una actividad normal de atención a crónicos que ya viene con retraso desde el inicio de la pandemia.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, y la consellera de Sanidad, Ana Barceló, mantuvieron ayer un encuentro en el Palau de la Generalitat para analizar la situación epidemiológica de la Comunitat Valenciana y qué impacto están teniendo en el control de la última oleada las restricciones aprobadas a mediados de mes y que estarán en vigor hasta el próximo día 6.