Reducir el número de alumnos por aula y mayor seguridad. Así podrían resumirse las principales reivindicaciones de los sindicatos docentes para el próximo curso escolar al término de la Sectorial de Educación.

Sindicatos

El STEPV valora que del encuentro se extraen pocas novedades y que, según parece, en él no se abordó la reivindicación de padres y sindicatos de mantener la reducción de ratios del pasado curso. Así, el sindicato anunció que pedirá a la Conselleria de Educación una reunión del Fòrum Educatiu para plantear propuestas de dónde destinar el dinero extra que a partir de septiembre comenzará a transferirse: «Estos fondos tendrían que destinarse a la compra de materiales para mantener las medidas de seguridad (mascarillas FFP2, filtros HEPA, limpieza, etc.) y a la reducción de las ratios y, por tanto, a la contratación de más profesorado».

Por su parte, UGT señala que «las medidas que necesariamente se han de adoptar para garantizar que el próximo curso sea seguro y saludable al tiempo que se recupera la máxima presencialidad tienen dos ejes fundamentales: incremento de las plantillas docentes y reducción de ratios». Pese a que reconocen los esfuerzos de la Generalitat en lograr estos objetivos, consideran que «las medidas adoptadas hasta el momento no son suficientes». Así, UGT considera que el profesorado extra a contratar deberían ser unos 10.000 más en la Comunitat, el doble de lo anunciado por Educación.

CCOO, por su parte, defendió que «seguiremos apostando por la bajada de ratios aunque son conscientes de que hace falta una financiación justa y seguirán reivindicándola, amén de pedir un refuerzo en los sistemas de prevención, un aumento del personal docente, así como del personal de atención educativa y apoyo. «Los centros educativos han sido parte de la solución ante la crisis sanitaria, valoramos el aumento de los recursos covid, pero queremos saber cuántos van a la pública y a la concertada y estaremos vigilantes para que el a acuerdo de reconstrucción se cumpla y con él los compromisos de ratios a la baja y atención a la población escolar más desfavorecida». 

Mientras, CSIF ha pedido a la Generalitat Valenciana que “garantice” la contratación de suficiente personal de refuerzo en las aulas de cara al próximo inicio del curso escolar, tanto para afrontar con garantías las necesidades surgidas a raíz de la pandemia, como para cubrir las circunstancias derivadas del cumplimiento del acuerdo que, tras años de reivindicaciones, permitirá por primera vez este año reducir dos horas lectivas semanales al personal docente. Horas que, por su parte, el profesorado destinará en exclusiva a la preparación, programación y coordinación de las clases, la atención familiar y la elaboración y presentación de informes, con el fin de ofrecer una atención más personalizada al alumnado.

También ha pedido que se agilice el proceso” para “dotar a todos los centros educativos del servicio de enfermería escolar”. 

Asociaciones de padres

El presidente de la FAMPA (federación de asociaciones de padres) Penyagolosa, Pep Albiol, considera que este curso debería ser prioritario recuperar lo perdido por el covid a nivel de enseñanza con la aplicación de refuerzos, la presencialidad absoluta, la plena aplicación del decreto de orientación y la progresiva aplicación y adaptación de la Lomloe. También insistió en reivindicar enfermeras escolares y psicólogos, integrados en el sistema de salud y aplicado en las escuelas, ya no solo por el covid, sino también por otras patologías y las cuestiones de salud mental evidenciadas en pandemia. 

Preguntado por la posibilidad de extender a menores de 12 años la vacuna, Albiol consideró que "debe ser un criterio estrictamente sanitario el que lo determine" al igual que lo relativo a la flexibilización de las normas de seguridad o convivencia conforme avance la vacunación. "Dado que la vacunación avanza y los datos son cada vez más positivos, esperamos que lo antes posible no resulte necesario llevar la mascarilla en centros educativos",

"Dado que la vacunación avanza y los datos son cada vez más positivos, esperamos que lo antes posible no resulte necesario llevar la mascarilla en centros educativos",

Los directores

El representante de la asociación de directores de centros de Secundaria de la Comunitat, Toni González, señaló que este curso en Secundaria habrá alrededor de un 15% más de profesorado que el anterior, lo que es una «buena noticia», lo que implicará poder volver al 100% de presencialidad. Señaló que la vuelta el próximo curso mantendrá la entrada escalonada del alumnado aunque la distancia cambiará de 1,5 a 1,2 metros, lo que implicará más alumnos por aula. El curso pasado, para cumplir con los aforos y distancia, gimnasios, bibliotecas aulas polivalentes, pasaron a funcionar como aulas y González confía en que este podrán recuperarse estos espacios para el uso que fueron concebidos. No obstante, admitió que «se trabaja mejor con una ratio como la del curso pasado porque permite una atención más individualizada hacia cada alumno», señaló.

 «Se habrá de continuar con la máxima ventilación en las aulas, lo que implicará que en épocas de frío, alumnado y profesorado tendrán que ir bien abrigados», concreto. Las medidas preventivas se mantendrán a la espera del resultado de las vacunas en el alumnado y que Sanidad marque nuevas pautas, pues, dice, podrían haber mejores noticias en enero o febrero respecto al plan de contingencia. Respecto a si les preocupa que haya padres que decidan no vacunar a sus hijos, señaló que "hasta ahora en adultos, cada persona ha decidido si se vacunaba o no y con esto hemos trabajado, con funcionarios que querían vacunarse o no, pero para nosotros la mejor noticia es que casi la mayoría de alumnado tenga la primera dosis antes de iniciar el curso. No obstante, señaló: «Recomendaremos que todos se vacunen».

«Se habrá de continuar con la máxima ventilación en las aulas, lo que implicará que en épocas de frío, alumnado y profesorado tendrán que ir bien abrigados

En cuanto a la flexibilización de la mascarilla en los centros, por ejemplo en el recreo, señaló que ahora mismo al aire libre si la gente está a metro y medio no hay que llevarla, y que en los centros de Secundaria si en el patio hubiera una norma que implicara no llevarla y dentro del aula sí, tendrían que estar insistiendo mucho desde el profesorado para que se la pusieran. "Lo que marca el protocolo es que dentro del centro educativo, igual en patio o en el aula han de llevarla", señaló.