El pasado domingo 5 de Septiembre, se celebró el evento 'Electric Summer Event' en la playa del Gurugú para promover y dar visibilidad a la movilidad sostenible en Castelló.

Los organizadores y patrocinadores Motos Eléctricas Castellón, y Smart Mobility Systems (SMS), son los dos concesionarios de motos eléctricas de referencia en la provincia de Castellón. Entre ambos acogen a las principales marcas del mercado como Silence, SuperSoco, Niu, Ebroh, Miku… Marcas que varían desde los estilos más naked y deportivos, hasta las scooter más futurista, pasando por unas TCMAX de SuperSoco de estética café racer. Estas motos, de equivalencia a 125cc, pueden ser conducidas por carnet B, y algunas con picos incluso de 120 km/h manteniendo una autonomía de 100 km.

El evento comenzó a primera hora, con la convocatoria de todos aquellos moteros ya poseedores de vehículo eléctrico, para que participaran en la ruta matutina.

Evento multitudinario

Más de 15 motos de las marcas, Silence, Niu, Ebroh, SuperSoco,y Zero salieron por la costa castellonense para hacerse oír a golpe de claxon -- ya que de motor no podía ser --. Como punto de partida el Solé Rototom Beach, siguiendo por toda la avenida Ferrandis Salvador, Eurosol, Torreón... hasta llegar al mirador de Torre Bellver, donde se ha hecho la primera foto de familia. Tras la breve parada se dirigieron a la plaza de los Dolores en Benicasim, donde los comensales de las terrazas quedaron como poco, sorprendidos, por todas las motos eléctricas entrando a una, en la plaza.

Ya de vuelta en el Solé, estaban esperando a la comitiva con todo el despliegue de medios, para comenzar el evento propiamente dicho. Ambos organizadores expusieron en sus carpas algunas de sus novedosas motos; entre cervezas (más 0,0 que con alcohol), motos y muchos apasionados del sector, ha transcurrido un día caluroso pero muy productivo en el que también han tenido presencia los regalos. Diferentes marcas han colaborado en merchandising, cascos, chaquetas.. ¡y hasta con un patinete! para poder obsequiar a los asistentes quienes marcharon con buen sabor de boca.

Una jornada donde la sostenibilidad fue protagonista, y donde se dieron más que argumentos para que los usuarios de motos den el salto a la electricidad sin miedo.