Las previsiones no han fallado, el nivel máximo amarillo decretado por Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en el que predecía riesgo de fuerte precipitaciones y de la posibilidad de que estas llegaran acompañadas de granizo se ha cumplido.