La plaga del cotonet y los últimos episodios de granizo han causado estragos en el sector citrícola de Castellón. Y la prueba de ello es que la producción de naranjas y mandarinas será este campaña un 28,3% inferior a la del año pasado. La Conselleria de Agricultura ha hecho público el aforo citrícola para la temporada 2021-2022 y las conclusiones son claras: mientras que en el conjunto de la Comunitat Valenciana se espera una cosecha un 9,1% inferior a la de la campaña anterior, en Castellón el descenso será muchísimo más alto, de casi el 30%.

En la Comunitat, y siempre según los datos del departamento que dirige Mireia Mollà, se espera una cosecha de 3.188.502 toneladas de cítricos, es decir, 319.549 toneladas de cítricos menos que en la campaña precedente, aunque 120.985 toneladas más que la de hace dos. Agricultura destaca que en principio se esperaba una cosecha mayor, ya que la floración fue buena si bien, las lluvias de abril pudrieron mucha flor rebajando las previsiones. Non obstante, la fruta presenta buen calibre, debido en parte a la menor cosecha y, en parte a que las lluvias registradas durante agosto y a principios de septiembre van a ser beneficiosas para el cultivo ayudando a conseguir mejores calibres.

Mientras que en la provincia de Valencia la merma de la cosecha será del 3,8% (se prevén 1,987.792 toneladas de cítricos) y en la de Alicante la reducción será del 3,4 % (hasta las 640.722 toneladas) es Castellón la que se lleva la palma. La producción del grupo de las mandarinas constituye en la provincia el 80% y dentro de ese grupo se espera un descenso significativo en la producción de clementinas de media temporada (-38,5% con unas 174.526 toneladas menos), por el descenso de clemenules. Por su parte, se prevé una mayor producción de naranja dulce (4.703 toneladas más que la campaña anterior) al incrementarse la cosecha del grupo navel, sobre todo la variedades tardías

Más naranjas, menos mandarinas

En el conjunto de la Comunitat, las primeras estimaciones de la Conselleria indican que la producción de naranja dulce esta campaña se situará cerca de las 1.621.410 toneladas (un 1,6% mayor que la campaña pasada), la de mandarinas en unas 1.303.098 toneladas (-18,1% que en la 2020/2021 y +8,1% que en la 2019/2020), la de limones en torno a las 245.833 toneladas (-19,2% que la campaña previa y -7,9% que hace dos) y la de pomelos en unas 17.329 toneladas (+3,0% que al campaña previa y -11,4% a la hace dos campañas)

En relación con el grupo de las mandarinas, se prevé que durante esta campaña se producirán unas 287.417 toneladas menos que en la campaña 2020/2021. Si bien, el descenso se da en todos los subgrupos con excepción del de híbridos que aumenta en 11.988 toneladas, la principal causante de esta reducción es la menor cosecha esperada de clemenules donde a los menores rendimientos esperados se le une una reducción en la superficie de cultivo considerable. En general, las previsiones apuntan unas 220.786 toneladas menos en relación a la campaña precedente (-33,7%) pero unas 52.456 toneladas más (+13,7%) si se compara con la de hace dos.

La denuncia desesperada de un citricultor ante la plaga del cotonet MEDITERRÁNEO

En el subgrupo de satsumas se prevé que la producción se sitúe en las 135.268 toneladas, las 8.883 toneladas menos que se esperan esta campaña en relación a la precedente (-6,2%), sean similares a los de hace dos campañas. En cuanto al subgrupo que integra las variedades híbridas (subgrupo mandarinas e híbridos), las previsiones apuntan a una mayor cosecha en relación a las dos campañas previas (+3,0% y +7,4% respectivamente), debido principalmente a la entrada en producción de las nuevas plantaciones. Así, en la campaña 2021/2022 se esperan 11.988 toneladas más que en la 2020/2021 y 28.154 toneladas más que la 2019/2020.

En general, se incrementa la producción de variedades nuevas (Orri, Tango Gold, etc.) y disminuye la de Clemenvilla, Ortanique y Fortune. 3.1.2. Naranjas Para el grupo de las naranjas dulces, la cantidad prevista es superior a la de las campañas precedentes (+25.565 t, el 1,6% superior que la 2020/2021 y +46.300 t, un 2,9% mayor que la de hace dos). El incremento de cosecha en relación a la campaña 2020/2021 se debe principalmente a la mayor producción esperada en navels tardías (+57.675 t y +10,5%) siendo significativo el aumento de cosecha de Lane Late y otras como Navel Powell, Chislett, Barnfield y otras. En navels de media temporada, también se espera mayor cosecha, las 3.490 toneladas más significarán un 3,3% de incremento respecto a la campaña pasada. En el resto de naranjas dulces (navel tempranas, subgrupo blancas y sanguinas) se produce una caída en todas las variedades.

El 'cotonet' amenaza con arruinar la campaña citrícola ante la inacción del Gobierno

Aforo del Ministerio

Este miércoles el Ministerio de Agricultura hizo público el aforo citrícola tanto a nivel nacional como el la Comunitat. La producción española se situará en 6,7 millones de toneladas, esto es, un 4,8% menos que en la campaña anterior. En términos globales, la reducción es de unas 300.000 toneladas y el propio Ministerio ya atribuye la principal caída a los pequeños cítricos, que con poco más de 2 millones de toneladas se dejan un 10% de la producción de la temporada anterior.

Las organizaciones agrarias esperan que el descenso en la cosecha se traduzca en mejoras en los precios.