Los datos son el petróleo del siglo XXI y en el servicio de Administración e Innovación Pública de la Diputación de Castellón lo saben muy bien. En el año 2013 la institución provincial decidió impulsar una ola de transparencia con la creación de este departamento, que tiene por objetivo la apertura de la Diputación a través del impulso de los datos abiertos y la participación ciudadana. Actualmente, puede saberse lo que cobra un representante público y su patrimonio, información que hace no tantos años parecía impensable saber. El jefe del área, Borja Colón de Carvajal, destaca la importancia de «liberar los datos para que generen valor público» y poner bases masivas a disposición de la ciudadanía.

Este servicio, en el que trabajan una docena de personas, nace para llevar a cabo una transformación digital profunda y pivota sobre tres ejes básicos: la transparencia institucional, la participación provincial y los datos abiertos --desde la perspectiva de liberarlos y también de reutilizarlos--.

A través de la web datosabiertos.dipcas.es este departamento ha puesto a disposición de los castellonenses un amplio catálogo con más de 90 bases de datos que beben de fuentes oficiales y fidedignas sobre temas diversos. Para decidir qué temas suscitan más interés público y demanda de información está el denominado Consejo de Reutilizadores, que se configura como un órgano de carácter consultivo, para sugerir, orientar y deliberar sobre el contenido que se publica en el portal de datos abiertos de la Diputación. 

Consejo de Reutilizadores

El consejo está integrado por técnicos de la propia institución y por personas de la provincia de reconocida trayectoria profesional en los diferentes sectores económicos, de salud, educación y cultura, comunicación y universidad; todo ello con el afán de conseguir un foro de debate abierto y permanente en donde la colaboración público-privada impulse el diseño y la planificación de la gobernanza de datos del futuro.

Entre los contenidos más exitosos de la web provincial está, por ejemplo, el catálogo sobre alumbrado público, con más de 2.000 descargas; el de planeamiento urbanístico, con más de un millar; el de carreteras o el que hace referencia a los vertederos de la provincia.

Otro de los catálogos que ha cosechado una gran respuesta es el de centros de diálisis de la Comunitat Valenciana. «Hay turistas que condicionan sus vacaciones a tener un centro cerca. El impacto de esa información en el sector sanitario y turístico también es muy importante», afirma Colón en conversaciones con este periódico. Lo mismo sucede, recalca, con los datos abiertos sobre siniestralidad vial, que no solo les interesan a los conductores, sino también a las compañías aseguradoras o a los talleres de coches.

En tiempo real

«Se trata de información fiable y que se actualiza en tiempo real. El periodismo de datos es una gran herramienta para luchar contra las fake news», recuerda el jefe del Servicio de Administración e Innovación Pública.

Todo el camino recorrido por la Diputación en materia de transparencia le ha reportado diversos premios. Entre ellos, se encuentran el Premio al Mejor Plan de Innovación - CNIS 2017 o el Premio Mejor Proyecto Ejecutado de Adecuación Normativa a las Leyes 39 y 40 del año 2015. «La Diputación ha llevado a cabo una apertura sin condicionantes políticos, adaptada a la normativa y a la Ley de Transparencia del 2013», afirma.