La previsión decretada por la Agencia Estatal de Meteorología para este fin de semana se ha cumplido. La alerta amarilla establecida por la AEMET avisaba de la llegada de fuertes tormentas en el norte de Castellón, en las que se alertaba de la posible llegada de granizo.

Pues bien, la granizada ha empezado a caer durante la mañana en el norte de la provincia, comenzando a llenar las terrazas de las viviendas y las calles de granizo. Como se puede ver en el vídeo de la zona superior, en el litoral norte, el granizo ha sido protagonista durante el mediodía, dejando unas imágenes que se están volviendo normales en los últimos meses en territorio castellonense.

Asimismo, en el interior como Morella, el agua ha comenzado a bajar las escaleras de la localidad tras el paso de las precipitaciones, provocando que esta se fuera haciendo paso por las calles del municipio.

Así bajaba el agua por las calles de Morella M. AGOST

Según datos del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH), de la Confederación Hidrográfica del Júcar, se han recogido 42,8 litros por metro cuadrado en Xert; 24 l/m2 en cuatro horas en el municipio de Traiguera; 14,6 l/m2 en La Pobla de Benifassà; 14,4 l/m2 en Catí; y 12,6 l/m2 en Cervera del Maestre.

Mapa de niveles de riesgo de AEMET para este sábado. AEMET

JORNADA DEL DOMINGO

Cabe recordar que la alerta amarilla decretada por la AEMET mantendrá el aviso hasta las 22 horas de la jornada del sábado. No obstante, y ya para el domingo continuarán los intervalos nubosos con probabilidad de chubascos ocasionales con tormenta en la mitad sur y, posiblemente, en la mitad norte. Las termómetros bajarán a los 27ºC de máxima.