Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UNA AMENAZA REAL

Listado de setas tóxicas a tener en cuenta en Castellón

Se debe tener precaución ante la proliferación de especies venenosas en distintos puntos de la provincia

Setas tóxicas en Castellón

Setas tóxicas en Castellón

La campaña de setas en Castellón promete ser muy buena, tras las últimas lluvias los especialistas son muy optimistas.

Esto es positivo para muchos puntos de la provincia, ya que pasan a ser muy atractivos para los aficionados a la micología, pero es muy importante tener en cuenta los peligros que hay detrás de esta actividad.

Si eres aficionado o tienes la inquietud de adentrarte en el mundo de la micología, es clave que ante cualquier duda o desconocimiento de una especie, no la recolectes, ya que la mayoría de las intoxicaciones se producen por ignorancia, confusión con otras especies o por falsas creencias.

Enumeramos una serie de especies tóxicas que es posible encontrarte en la provincia de Castellón.

Amanita phalloides

La popularmente conocida como cicuta verde es la responsable de la mayor parte de los casos de intoxicación por hongos en España. Su veneno es tan potente que puede provocar la muerte tras la ingesta de un solo ejemplar. La reina de la especie de las 'Amanitas' crece durante toda la estación micológica (septiembre a febrero), en todo tipo de bosques y a lo largo y ancho de toda la península, desde la costa hasta la montaña. El veneno de la 'Amanita phalloides' ataca a las células del sistema nervioso central, hígado o músculos destruyéndolas, y sus efectos aparecen entre seis y 12 horas después de su ingesta. Los síntomas más frecuentes son náuseas y vómitos, diarrea sanguinolenta, cólicos... Cuando aparecen, algunos órganos han sufrido ya daños importantes, por lo que es esencial acudir al hospital lo antes posible.

’Amanita phalloides’.

Lepiota brunneoincarnata

La propia Asociación Micológica de Castellón (ASMICAS) ha alertado en años anteriores de la proliferación de este tipo de setas en el Pinar del Grau, aunque es una especie frecuente en zonas urbanas, parques y jardines. Desde que se consume hasta que aparecen los primeros síntomas pueden pasar unos ocho horas, comenzando por un dolor de estómago o diarrea, mientras que a las 48 horas los daños ya pueden ser irreversibles en el riñón y el hígado, pudiendo incluso causar la muerte.

Lepiota brunneoincarnata

Lepiota brunneoincarnata

Galerina marginata

Es una seta que suele estar adherida a ramas y troncos, especialmente en el Penyagolosa, una de las zonas micológicas más ricas a nivel nacional, con una diversidad de especies similar al Pirineo.

Galerina marginata

Galerina marginata

Cortinarius

Forman parte de este género la 'Cortinarius orellanus', la 'Cortinarius speciosissimus' o la 'Cortinarius cinnamomeus' (en la imagen). Son poco comunes y crecen en bosques de árboles de hoja caduca o en pinares y son difíciles de confundir con especies comestibles. Generalmente no son setas comestibles. La mayoría son de mal sabor o indigestas. Algunas de estas setas son muy tóxicas, en especial el 'C. orellanus', frecuentemente mortal.

Más ejemplos

Hay que destacar también que al margen de estas cuatro setas, hay otras tóxicas que, aunque no presentan a priori un riesgo inminente para la muerte, sí son peligrosas. Son tales como la citada amanita boidea, especie causante de la última intoxicación que ha provocado el ingreso en el Hospital General de una familia; boletus satanas, que obliga también habitualmente al ingreso en un centro hospitalario de la víctima y está muy presente tanto en el Penyagolosa como en la Serra d’Espadà; amanita muscaria; amanita proxima; boletus rhodoxanthus; tapinella atrotomentosa; o la más que frecuente agaricus xanthodermus.

Compartir el artículo

stats