Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tras la 'pinza' desde Compromís y Unides Podem

Puig prioriza la reactivación e ignora la presión de sus socios Oltra e Illueca

El president aboga por apoyar al turismo ante la tasa propuesta por los vicepresidentes. Insiste en el diálogo en el tripartito de cara a la confección de los nuevos presupuestos

El president, Ximo Puig, este miércoles en Castelló junto a la consellera Carolina Pascual y Eva Redondo. GABRIEL UTIEL

La superación de la pandemia y la reactivación económica, social y emocional tras la crisis del covid marcan la agenda de la Comunitat Valenciana. Así resumió el president, Ximo Puig (PSPV), sus preferencias en estos momentos frente a la petición de sus vicepresidentes y socios de gobierno, Mónica Oltra y Héctor Illueca (Compromís y Unides Podem) de implantar una tasa turística en los próximos presupuestos del 2022, en vías de elaboración.

Un paso al frente del jefe del Consell, como desprenden sus declaraciones realizadas en una visita a Castelló para presentar la fundación ValER, con el que evitó ceder a la presión desde las otras alas del Botànic sobre la planificación económica. Y es que, Oltra e Illueca han escenificado en la última semana una notable cercanía, más que con el exvicepresidente Rubén Martínez Dalmau, al forzar la comisión de los presupuestos y el debate de la tasa turística. 

Esta alianza, al menos escenificada, llega además en pleno impulso de Puig a la proclama por una financiación justa para la autonomía y su visita a Andalucía.

Hablar

Más allá de la tensión interna, el líder del ejecutivo autonómico abogó por el diálogo como «la forma de actuar en todo momento» entre los socios de gobierno para establecer las líneas fundamentales de las cuentas. Una cuestión para la que emplazó a la mesa de discusión, pues Puig señaló que todavía no había hablado con sus vicepresidentes sobre la polémica tasa.

El president sí que salió al paso de la «indignación» de las patronales del sector e insistió en la necesidad de centrarse en «acompañar al turismo en la salida de la crisis».

Más reacciones

Las reacciones sobre la recurrente petición de la tasa turística se sucedieron durante la jornada y el secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, calificó la petición de «inoportuna» y señaló que «cabría esperar un nivel de empatía por parte de todo el mundo hacia el sector». Unas palabras que Puig evitó valorar.

Mientras, el PP de Castellón elevará al pleno de la Diputación una declaración para reclamar al PSOE el rechazo al gravamen.

Compartir el artículo

stats