Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ECONOMÍA

'Llauradors' de Castellón en pie de guerra por el 'cotonet': "El plan del Gobierno no sirve de nada"

Agricultores de Nules y Vila-real creen que sin ayudas directas la medida está condenada al fracaso

Un agricultor realiza un tratamiento contra la plaga del 'cotonet'.

La pelota está en el tejado del Ministerio de Agricultura. Tras el fiasco del plan de choque para intentar atajar los millonarios daños que la plaga del cotonet está causando en los cítricos de Castellón, y al que de momento solo se ha adherido un llaurador de la provincia, agricultores de Vila-real y Nules defienden la necesidad de reformular la medida y que la administración ponga sobre la mesa una importante partida de ayudas directas para compensar económicamente al sector.

«A la Conselleria no debería sorprenderle que el plan sea una fiasco total. Estaba cantado que no iba a funcionar. Quien conozca un poco el sector sabe de sobra que ahora, al inicio de la campaña y cuando el cotonet no es visible, no es momento de hacer un tratamiento con metil clorpirifos», apunta Pepe Montagut, presidente de la asociación de agricultores de Nules. Y en Vila-real opinan lo mismo. «La administración está dando palos de ciego. Lo que tiene que hacer si de verdad quiere ayudar al sector es cambiar el plan y autorizar la fumigación en marzo y abril », resume el portavoz de los agricultores de Nules y Vila-real, que tiene previsto manifestarse el 9 de octubre frente a la Conselleria de Agricultura.

El periodo para realizar el tratamiento con el producto prohibido por la UE, y ahora autorizado de manera excepcional por el Gobierno, no es el adecuado, y para los agricultores, si no hay ayudas directas, nadie querrá hacer el tratamiento. «Los costes son inasumibles para el productor», añade Monteagut que recuerda que, por la Ley de Sanidad Vegetal, la administración «tiene la obligación de establecer las ayudas directas al agricultor». Y eso, a juicio de estos productores, significa que los daños del cotonet deben ser «indemnizados económicamente».

El 'dragón amarillo', la nueva gran amenaza para el sector

El cotonet de Sudáfrica está provocando estragos en los cítricos de Castellón y es uno de los principales culpables de que esta campaña la cosecha de clemenules en Castellón será casi un 40% inferior a la de la pasada temporada, pero en un futuro llegarán más plagas. Y una de las grandes amenazadas del sector a medio plazo es la llegada del HLB, conocido popularmente como dragón amarillo. Lo dijo en Vila-real Alberto Urbaneja, experto en nuevas plagas y lucha biológica, y que impartió una conferencia en la sesión inaugural de las Jornadas Citrícolas de la Plana, organizadas por la Unió de Llauradors en colaboración con el Ayuntamiento de Vila-real.

Ante un centenar de agricultores, Urbaneja explicó que esta enfermedad (transmitida por un insecto denominado psílido asiático y que causa la muerte del árbol) «puede poner en jaque a la citricultura española y transformar en su totalidad la actual gestión de plagas». Este experto consideró que la prevención es la mejor arma y apostó por intensificar la vigilancia para evitar o retrasar la entrada de los insectos causantes de la enfermedad. «Se espera que la introducción y liberación de parasitoides pueda retrasar su llegada», dijo.

Las Jornadas Citrícolas de la Plana continuarán los jueves 30 de septiembre y 6 de octubre, en las que se seguirá analizando la situación del sector.

Compartir el artículo

stats