Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PREOCUPACIÓN EN EL CAMPO

El Consell destina 1,7 millones para soltar un nuevo depredador contra el 'cotonet'

La empresa pública Tragsa será la encargada de la labor

Un agricultor de Almassora observa los efectos que la presencia del ‘cotonet’ ha causado en su campo de cítricos.

El pleno del Consell del viernes aprobó una nueva medida destinada a luchar contra la plaga del cotonet, que desde hace años preocupa al sector citrícola y que las primeras estimaciones de aforo indican que puede causar estragos en la próxima campaña.

El encuentro de los dirigentes de la Generalitat validó la declaración de emergencia de los trabajos para liberar a un depredador biológico, el Cyrptolaemus Montrouzieri, y la realización de tratamientos insecticidas de emergencia para el control de este insecto. La actuación cuenta con un importe de 1.697.534,26 euros, y el encargo se ha adjudicado a la empresa pública Tragsa.

La portavoz del Consell, Mónica Oltra, resaltó el «esfuerzo presupuestario» que está realizando la Administración autonómica para «luchar contra esta plaga en los cítricos, para lo que, solo en el 2021, se han destinado ya más de 5,5 millones de euros». Recientemente, el pleno del Consell ya aprobó una declaración de emergencia para contar con el suministro de este depredador a la empresa Koppert Biological Systems, por un importe de 300.300 euros.

Extensión

Las sueltas masivas se iniciaron hace unas semanas y cubrirán un total de 2.000 hectáreas de cultivos afectados. La medida refuerza la lucha contra el cotonet de Sudáfrica que afecta a cítricos de determinadas zonas de la Comunitat, con una especial incidencia en comarcas como la Plana Baixa.

La elección del Cyrptolaemus Montrouzieri se debe, según indica la Generalitat, a que «complementa y se une de manera muy significativa a los métodos de lucha biológica como la suelta del parasitoide Anagyrus aberiae», del cual los servicios técnicos de la Conselleria de Agricultura han efectuado 255 sueltas a lo largo de 41 municipios distribuidos en 12 comarcas, así como el reparto bonificado de trampas de feromonas.

Uso de metilclorpirifos

Además, la conselleria ha aprobado la utilidad pública de otras medidas, que suponen el uso de la materia metilclorpirifos en los campos más afectados por la plaga, si bien la fruta no podrá ser destinada para el comercio. Tal y como avanzó Mediterráneo, solo un productor de Castellón se ha acogido a esta medida contra el cotonet

Compartir el artículo

stats