Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reportaje: Un caso en positivo

Una joven pluriempleada en Castellón: "Es estresante pero he podido independizarme"

Paula (25 años) ha compaginado dos trabajos durante unos meses. En su caso, la experiencia ha sido elegida y gratificante, pero reconoce que la realidad no siempre es así

Paula Ginés, durante la cobertura informativa en el derrumbe de Peñíscola, como portavoz de los Bomberos del Consorcio de Valencia.

El pluriempleo casi nunca es una opción elegida. Pero existen múltiples circunstancias y cada una es distinta. La castellonense Paula Ginés, de 25 años, relata su reciente experiencia, desde el conocimiento de que existe otra realidad mucho más dura. «En mi caso el pluriempleo no es tanto por precariedad o por la crisis. Llevo tres años gestionando el Márketing y la Comunicación de una asesoría fiscal on line, Declarando. Soy periodista y este verano me ofrecieron trabajar también de Prensa en el Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia y vi una oportunidad bastante buena y dije que sí», cuenta la joven. Una decisión, la de compaginar dos empleos, que tomó «sobre todo, por currículum, por ampliar mi formación, pues como quien dice acabo de salir al mundo laboral».

La flexibilidad horaria, una ventaja

El horario flexible y el teletrabajo de su empleo más estable, el de la asesoría, es una ventaja para poder tener pluriempleo. «En la empresa en la que gestiono el Márketing puedo distribuirme las horas al día como quiero y entonces me permite poder trabajar en otras cosas», explica. Durante esta campaña estival, atípica, Paula no ha parado, con dos contratos a jornada completa. «En una tenía ocho horas al día y en la otra se trataba de estar pendiente para todas las tareas que fueran necesarias, desde enviar notas de prensa o cubrir información cuando se da una emergencia, etc.», cuenta.

"Lo he hecho por aprender y mejorar el currículum"

«Me interesa seguir aprendiendo y ampliar contactos, es por currículum», reflexiona. Con la asesoría on line está muy contenta y además es algo continuado. La comunicación de los bomberos la llevó de julio a septiembre, aproximadamente, y le sirvió para reforzar conocimientos en un área distinta. Narra cómo en ocasiones se desplazaba a la central pero también le tocó cubrir el terrible derrumbe de los apartamentos de Peñíscola, pues la unidad de catástrofes de los bomberos valencianos acudió a la zona y ella se desplazó con ellos hasta esta localidad para prestar el servicio de Comunicación. En otras ocasiones trabajaba desde casa. En definitiva, considera que ha tenido la suerte de poder organizarse y obtener un ingreso extra al tiempo que ha ampliado su formación. 

Días estresantes, pero "merece la pena"

¿A nivel personal le puede el estrés? «Ha merecido mucho la pena y he hecho contactos. Es cierto que había días estresantes. Pero lo volvería a hacer», afirma. Una de las recompensas, en su opinión, ha sido «poder independizarme con mi pareja y pagarme uno de los dos máster que he cursado: Márketing Empresarial y Power Bi. Licenciada en Periodismo en la Universitat Jaume I (UJI), es además vicepresidenta de AEGE, un foro de jóvenes europeos. 

La otra cara de la moneda: por necesidad

En Castellón existen otras vivencias del pluriempleo que apuntan a casuísticas como las siguientes.

1. Un contrato a tiempo parcial combinado con estudios

En diferentes empresas y sectores hay casos de trabajadores a tiempo parcial que simultanean su empleo con estudios. Hay candidatos de la ETT Adecco en Castellón con un trabajo a media jornada, que están pluriempleados, «pues colaboran para necesidades puntuales y de corta duración». Un ejemplo es un operario de una empresa logística, que además fue contratado para una oferta de reponedor.

2. Camarero solo los fines de semana

ETT como Grupo Noa’s señalan que han tenido «casos muy puntuales de trabajadores de almacén agrícola que no hacían 40 horas semanales y libraban sábado y domingo». De este modo, se daba la situación de que decidían trabajar también en la hostelería los fines de semana, «porque es un sector que suele precisar personal de refuerzo, como ayudantes de cocina o servicio»

3. Tres contratos para el salario mínimo

"No podemos permitir que sea necesario encadenar 2 o 3 trabajos para poder cobrar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI)", apunta una joven que ha experimentado el pluriempleo. «Solo hay que entrar en Infojobs para ver qué contratos se ofrecen. Con eso no se puede comer ni mucho menos pagar un alquiler. Yo he tenido de 8 o 16 horas/semana porque lo ofrecen las empresas», dice.

Compartir el artículo

stats