Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Detectan un macrobrote de covid en una residencia de mayores de Castellón

El virus golpea de nuevo a un centro sociosanitario y deja una treintena de contagios

Un operario trabaja en la desinfección de una residencia de mayores AGENCIAS

Un nuevo macrobrote de covid-19 con una treintena de contagios golpea a una residencia de mayores de la provincia de Castellón después de que a finales del mes pasado otro foco en un centro similar de Vila-real dejara varias muertes tras afectar a medio centenar de usuarios. El caso, que ha podido confirmar este martes Mediterráneo, ocurre en plena administración de la tercera dosis de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus a este colectivo con el objetivo de reforzar su inmunización.

El Complejo Residencial Castelló, localizado en la calle Herrero de la capital de la Plana, acumula treinta contagios entre usuarios y trabajadores, según fuentes de la Conselleria de Inclusión de la Generalitat.

El alcance

El foco de coronavirus, en concreto, afecta a 27 personas mayores alojadas en el geriátrico y a tres trabajadores, tal y como revelan las últimas pruebas PCR realizadas para confirmar la infección. No obstante, durante la semana pasada ya se habrían realizado unos test de antígenos ante las primeras sospechas de que el virus había llegado a las instalaciones del geriátrico.

Las mismas fuentes precisaron que los afectados representan el 22% del total de las 131 personas que habrían podido contraer el covid. No obstante, por ahora no constan fallecimientos relacionados con este brote al estar el 100% de los ancianos vacunados con la pauta completa de inmunización.

Los residentes contagiados y los contactos estrechos han sido separados en el centro afectado (imagen) para frenar la transmisión. FRANK PALACE

Tercera dosis

La detección del brote en la residencia puso freno a la administración de la tercera dosis de refuerzo para las personas mayores, la cual estaba prevista que se llevara a cabo a finales de la semana pasada. La inyección, como establece el protocolo, se materializará tras controlar el brote.

Por ahora, según ha podido saber este diario, se ha procedido a separar a los residentes positivos y los contactos estrechos de los que han dado negativo en las pruebas. Las personas contagiadas permanecen además aisladas en sus habitaciones con el objetivo principal de cortar la transmisión comunitaria y tampoco están permitidas las visitas desde el exterior del centro geriátrico.

Compartir el artículo

stats