Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ECONOMÍA

El Gobierno se une por fin a los cítricos valencianos y pide a Europa que ponga límites a las importaciones de Sudáfrica

Los ministros de Agricultura y Comercio reclaman que no se ofrezcan concesiones adicionales

La importación de naranja sudafricana a Europa se ha disparado en los últimos años.

La importación de naranja sudafricana a Europa se ha disparado en los últimos años.

El Gobierno ha dado por fin la cara por el sector citrícola valenciano. El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, han solicitado a la Comisión Europea la consideración de las naranjas como producto “muy sensible” frente a las importaciones de países terceros, instando a que no haya concesiones adicionales. En la práctica eso podría suponer un freno a las importaciones de agrios de Sudáfrica, que inundan los mercados europeos de naranjas y revientan los precios de la fruta valenciana.

Ante la próxima revisión del acuerdo de asociación económica entre la Unión Europea (UE) y la comunidad para el desarrollo del África Meridional, entre los que se encuentra la República de Sudáfrica, ambos ministros han dirigido una carta conjunta a los comisarios de Agricultura, Janusz Wojciechowski; comercio, Valdis Dombrovskis, y de Sanidad, Stella Kyriakides. En la misiva Planas y Maroto han recordado que la producción española está sujeta al exigente modelo comunitario de producción y que debido a la ausencia de reciprocidad en los acuerdos comerciales, “la próxima revisión del acuerdo no debe ofrecer concesiones adicionales a las importaciones de cítricos”.

Desde la firma del acuerdo, Sudáfrica ha incrementado notablemente sus exportaciones a la UE, además ha aumentado su potencial productivo citrícola y ampliado su periodo de producción, situación que pone en riesgo la complementariedad en la comercialización que le otorgaba su ubicación en el hemisferio sur. Con motivo del dictamen reciente de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés), el ministro Planas dirigió también a primeros de este mes una carta a la comisaria Kyriakides solicitando a la Comisión que se mantuviera vigilante con las condiciones fitosanitarias para introducir cítricos en el territorio de la UE. En la misiva el ministro señala que, a tenor del resultado científico del informe de la EFSA, las medidas establecidas por Sudáfrica para prevenir la entrada de la polilla del naranjo (Thaumatotibia leucotreta) “no son suficientes y, además, no se aplican correctamente”. Pide a la CE que revise el sistema de control y se sustituya por un sistema basado en el tratamiento de frío como requisito para las importaciones de cítricos desde países en donde se encuentre la plaga.

El sector citrícola de España representa, con 2.500 millones de euros anuales de media, el 4,9 % de la producción de la rama agraria en España y el 32,5 % de la de fruta. Los citricultores españoles cosechan el 60 % de la producción total comunitaria, lo que sitúa a España como principal productora de cítricos de la UE y quinta del mundo.

Compartir el artículo

stats