Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ECONOMÍA

La prórroga de los ERTE hasta febrero salva 1.500 empleos en Castellón

Sectores como la hostelería, el transporte y el textil, entre los más beneficiados

Una camarera atiende unas mesas en la terraza de una cafetería.

Casi 500 empresas de Castellón estaban pendientes de la fumata blanca y esta se acaba de asomar. Gobierno, patronal y sindicatos alcanzaron este lunes un acuerdo para prolongar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el próximo 28 de febrero y lo hicieron in extremis, cuando solo quedaban tres días para que expirara el anterior pacto. Una prórroga (la última) que en Castellón permite salvar 1.508 empleos, los que corresponden a los trabajadores de medio centenar de empresas que en estos momentos continúan afectadas por este tipo de expedientes. 

Los ERTE se prorrogan cinco meses más y la decisión, a juicio de los sindicatos, permitirá que muchos negocios que todavía no se han recuperado plenamente del golpe de la pandemia puedan seguir adelante. Es el caso, por ejemplo, de empresas de sectores como el transporte discrecional, el textil o la hostelería, mientras que industria o construcción ya presentan unos niveles de actividad mucho más elevados.

La renovación de las ayudas se producirá en dos tiempos. Durante el octubre se mantendrán las actuales condiciones que venían rigiendo desde mayo y a partir de noviembre comenzarán a aplicarse las nuevas. Es decir, hasta el 1 de noviembre se mantienen las exoneraciones del 75% y el 65% para los ERTE por impedimento, según el tamaño de la plantilla de la empresa. En noviembre, las cosas cambiarán y para compañías de más de 10 trabajadores se concederá el 40% de exoneración en el caso de que no se imparta formación, y el 80% en el caso de que se imparta. Para las empresas de hasta 10 trabajadores, habrá un 50% de exoneraciones si no hay formación y un 80% en el caso contrario.

Algo más de 1.500 trabajadores de Castellón (932 mujeres y 576 hombres ) siguen en ERTE, pero la realidad es que el proceso de vacunación y la relajación de las restricciones se están dejando sentir en el mercado laboral y cada vez son menos los que están amparados por esta fórmula. De hecho, a finales de marzo en Castellón eran 7.800, según datos de la Seguridad Social. El pico se alcanzó en el mes de abril del 2020, cuando llegaron a ser más de 40.000. 

Compartir el artículo

stats