Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Consulta la incidencia en los municipios de más de 20.000 habitantes

Delitos sexuales y robos encabezan el alza de criminalidad en Castellón

La caída de infracciones durante el covid-19 queda atrás y en el primer semestre repuntan un 30%, 10 puntos más que la media autonómica

Reparación de una cerradura tras un robo en una vivienda de Castellón.

Si Castellón durante el 2020 experimentó una caída de los delitos en la que influyó la etapa del confinamiento por el covid-19, ahora, el primer semestre de este 2021 arroja un incremento del 30% respecto al mismo periodo del pasado ejercicio, en pleno inicio de la pandemia.

El Ministerio del Interior refleja en su último informe que los cuerpos de seguridad (de Policía Nacional, locales y Guardia Civil) han dado cuenta de la comisión de 10.065 delitos, que suben en todos los municipios de más de 20.000 habitantes. Es significativo el aumento de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual (que se incrementan casi un 80% en Castellón, al pasar de 70 a 125 si se compara el primer semestre del 2020 con el de este 2021). En segundo lugar, la casuística penal que más va al alza es la relacionada con sustracciones de vehículos, que se eleva casi un 70%, con 88 robos contabilizados.

Cuatro robos violentos cada día

El tercer delito penal que aumenta con más fuerza en el primer tramo del año, sin contar todavía la temporada de verano, son los robos tanto en domicilios como en comercios y otros establecimientos, pero además, la estadística contempla aquellos en los que se emplea la fuerza. Son sobre todo aquellos robos que han tenido lugar con violencia en viviendas particulares, con 782. Aumenta casi un 60% y esta cifra implica que se registran cuatro cada día en la provincia de Castellón. Por otro lado, los delitos más relevantes en cuanto a su número son los hurtos: casi 2.000 son los que se han registrado en apenas seis meses y que suponen 11 diarios.

Tráfico de drogas

Los delitos por tráfico de drogas tampoco han mermado en Castellón, sino que han ido a más, con 75 intervenciones, un 30% más, y ello sin contar todas aquellas intervenciones que se han producido en los últimos meses y en las que los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado han aflorado nuevas macroplantaciones de marihuana y laboratorios clandestinos.

¿Qué ha retrocedido? Las agresiones sexuales con penetración han disminuido, pero poco, pasando de seis a cinco. Los secuestros siguen a cero y no se ha producido ninguno en los primeros seis meses de este 2021, hasta junio. Y en general, en los homicidios sí que se han producido un menor número de casos, en base a los registrados. Los dolosos y en grado de tentativa han bajado hasta un 75%, y se han detectado dos casos. El aumento de delitos en Castellón es de un 30,4% más: son diez puntos superior a la media de la Comunitat, un 21,3%.

La Vall d’Uixó sube más y Vinaròs, con más incidencia

En el balance de criminalidad del Ministerio de Interior correspondiente al primer semestre de este 2021 se analiza la casuística en las poblaciones de más de 20.000 habitantes. De los datos se extrae que Vinaròs es el municipio con mayor incidencia de delitos penales por población, con 24,2 por cada mil habitantes. Muy similar a Burriana, con 23,9, en segunda posición; le seguirían Benicarló, con 21,2; Almassora, con 18,1; la Vall d’Uixó, 17,2; Onda, con 16,2; Castelló, con 14,6 y el de menor porcentaje respecto al total de ciudadanía residente, es Vila-real, con 13 infracciones penales por cada mil habitantes. 

Otro dato significativo es que si se mira la evolución en un año, en este 2021 los delitos han aumentado más, sobre todo, en la Vall d’Uixó, casi un 50%; luego, Castelló, seguida de Onda, Benicarló, Vila-real, Almassora, Vinaròs y, donde el incremento es menor, Burriana, con un 5,3% más de variación interanual.

Onda, la cifra más baja

Si se toma como referencia la cifra de cuántos delitos penales se han cometido de enero a junio en cada localidad, la número 1 es Castelló, con 2.559, y que coincide con la de mayor peso demográfico. Se situaría luego Burriana, donde se han producido mayor número de incidentes: 818. A continuación estaría Vinaròs, con 692; Vila-real, con 670; Benicarló, con 581; la Vall d’Uixó, 545; Almassora, con 486; y Onda, con 407, el menor número.

Castelló capital supera los 2.000 y se cometen 14 cada día

El aumento de robos violentos está detrás de la mayor parte del incremento de la tasa de criminalidad en la capital de la provincia de Castellón; mientras que los homicidios y asesinatos caen a cero. En nivel de incidencia por número de habitantes se sitúa a la cola --entre la clasificación de los de más de 20.000 habitantes de Castellón--, si bien en cifra de infracciones penales cometidas gana, dado su mayor número de residentes. Con 2.559 cometidos de enero a junio, Castelló supera los 2.000 e implica que cada día se cometen de media 14 situaciones delictivas. 

En Almassora el delito que más se dispara son las sustracciones de vehículos y en cifras, los hurtos suponen el grueso. En Benicarló, lo que más se dispara son los delitos por lesiones y riñas multitudinarias; y en cifra, los hurtos. En Burriana, escalan los delitos contra la libertad sexual, con nueve cometidos en el primer semestre; y en cuantía, los hurtos. Para Onda el delito que más aumenta son los robos con fuerza, en especial, en domicilios, que se disparan un 300%.

En la Vall d’Uixó el delito que más se incrementa en un año es el robo con violencia e intimidación; y en cifras, predominan los hurtos. Vila-real detecta el mayor aumento en los delitos por tráfico de drogas; y en cifras, principalmente, los hurtos y robos. Vinaròs incrementa un 100% los delitos contra la libertad e indemnidad sexual; y en cuanto a los más numerosos son los hurtos, que llegan a 144. 

Compartir el artículo

stats