Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Consulta el ránking de nacionalidades en tu municipio

Más extranjeros buscan Castellón para comprarse una vivienda en la playa

El colapso en Extranjería y Hacienda durante la pandemia frenó operaciones, «que ahora se recuperan»

Microclima. Es uno de los aspectos valorados por el comprador con residencia habitual en otro país.

Microclima. Es uno de los aspectos valorados por el comprador con residencia habitual en otro país. Mediterráneo

El dinamismo del mercado inmobiliario 'internacional' de Castellón en este 2021 es boyante. Las cifras de ventas a extranjeros hablan por sí solas, con 1.012 operaciones cerradas de enero a junio, que arrojan la segunda mejor cifra de los últimos cuatro años, desde el 2018. Entre los motivos, según apuntan los expertos del sector, figura el atractivo de un litoral poco masificado y más valorado en época covid, barato (con muchos apartamentos de segunda mano y activos de bancos) y, además, se da la circunstancia de que operaciones que quedaron en un cajón durante la pandemia, se han firmado ahora.

Según la estadística del primer semestre de este 2021 avanzada por el Colegio Notarial de la Comunitat, el ránking de este 2021, por nacionalidades que han comprado viviendas en Castellón, lo encabezan primero Rumanía (335 ventas) y Marruecos (173), principales colonias con residencia habitual en la provincia. Y le siguen perfiles con motivación probablemente más turística, como Francia (126), Alemania (38), Italia (25), Bélgica (22), Países Bajos (19) Reino Unido (17), Argelia (16), Rusia (14) y China (7), en este orden.

¿Cómo está el mercado?

Francisco Nomdedeu, presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (Coapi) en Castellón, explica que «la costa de Castellón es más barata que la de Alicante, que puede tirar por su tradición turística; o Valencia, por su capitalidad. Por eso también la buscan los extranjeros para comprar apartamentos, tanto de segunda mano como de nueva construcción, que empieza a haber un poco --como en Torre la Sal, Peñíscola, etc.--». Y recordó que «a consecuencia del covid, las tramitaciones de NIF y visados registraron un parón muy importante y eso obstaculizó en el 2020 muchas ventas a extranjeros que querían adquirir vivienda en Castellón pero no podían porque se encontraban los servicios colapsados o con citas previas muy limitadas, sin atención presencial». 

Los API han sufrido este contratiempo «durante todo el año pasado y parte de este». «Ahora, incluso el Colegio de Gestores anuncia que ayudan a realizar los trámites con Extranjería y parece que desde hace unos meses va todo con mayor normalidad. Pero estuvo meses colapsado», incide Nomdedeu. «Había una demanda retenida de extranjeros que querían comprar vivienda en nuestro litoral. Algunas transacciones se han recuperado ahora y otras se dieron por perdidas», añadió.

Álex y Rosana, de nacionalidad rumana, han comprado recientemente una vivienda en Orpesa, pero en su caso es para vivir todo el año. Mediterráneo

Benicàssim, más caro

Nomdedeu recordó que «con todo, los precios en el litoral dependen de la zona pero sí desde la óptica del comprador internacional, Castellón es muy asequible para un inglés, francés o belga. Solo Benicàssim es algo más caro». Y aunque en Moncofa y la Vall d’Uixó, también se generan ventas, según profesionales del sector, «el litoral sur es más barato que el norte pero tiene déficit de infraestructuras. Necesita más inversión de costas y servicios, e incluso más oferta de alquiler. En ocasiones nos han pedido alquilar clientes de París pero no había. Muchos pisos en verano están ocupados al ser residencia de verano de gente de la zona: de Nules, Burriana, Xilxes,etc.».

El delegado del Colegio Notarial de la Comunitat en Castellón, Jorge Sos, coincidió en que los buenos números de este semestre «superando niveles prepandemia,se debe en parte a firma de compras que vienen del 2020».

Promoción de viviendas de la costa de Castellón en la feria de Moscú. Marzo del 2020. Mediterráneo

¿Rusos en Orpesa?

Desde la inmobiliaria Cases a la Mar, de Orpesa, señalan que las ventas de vivienda en verano a extranjeros se han incrementado, sobre todo, franceses y alemanes, y también algún polaco. En otra agencia inmobiliaria, Rues, su gerente José María Amorós explica cómo empezó a traer rusos, atraídos por Marina d’Or, hace 18 años. «Ahora, hace dos años que el interés de los rusos en comprar persiste, pero las restricciones en la UE impiden que lleguen», relata. Su poder adquisitivo, además, es alto, «compraron áticos de más de 600.000 euros» y ahora «por los pisos de bancos y los precios bajos, también preguntan». Al inicio de la pandemia, en marzo del 2020, Amorós acudió a Moscú a vender Castellón a una feria inmobiliaria y tuvo que regresar rápidamente, «y ahora, del 13 al 17 de octubre, por fin, vamos a volver». 

¿En qué municipios de Castellón han comprado viviendas los extranjeros este 2021?

Fuente: Colegio Notarial de la Comunitat Valenciana. Primer semestre del 2021.

Fuente: Colegio Notarial de la Comunitat Valenciana. Primer semestre del 2021. Mediterráneo/ JC Gozalbo

Los ingleses se van con el ‘Brexit’ y resiste Alcossebre

Las pocas viviendas vendidas este año están en Alcalà de Xivert y le sigue Sant Jordi, Castelló, Benicàssim, Orpesa y Burriana

Si hay un mercado extranjero con potencial para Castellón que se resiste ahora mismo es el mercado británico. La salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) con el Brexit se dejó notar en las compraventas del 2020, que en la provincia cayeron a la mitad; y esta tendencia a la baja se mantiene por ahora en este 2021. De enero a junio se han vendido 17 viviendas, frente a las 45 de todo 2020 y las 80 del 2019. En estos meses, principalmente, se han registrado operaciones en Alcalà de Xivert (7), puesto que su núcleo costero, Alcossebre alberga desde siempre una importante colonia británica, en la que tiran de las compras amigos y familiares de los que ya están asentados. El resto se reparte entre Sant Jordi (3) y Castelló (3), primeramente, seguido de Orpesa, Burriana y Benicàssim, con una venta en cada uno de estos municipios. La casa más cara se ha adquirido en el municipio benicense, por 515.000 euros.

"La casa más barata, se ha adquirido en Burriana, por 60.000 €; y en Benicàssim, la más cara: 515.000"

El delegado del Colegio Notarial de la Comunitat en Castellón, Jorge Sos, valoró que «el Brexit que está provocando todo tipo de problemas, como la falta de conductores, en el aspecto inmobiliario ha frenado la compraventa por parte de británicos, se ha dado un parón». A su parecer, «al inicio ha habido incertidumbre de si aquí les atenderán los médicos por la Seguridad Social, o si tienen que pasar un periodo de tiempo determinado residiendo en Reino Unido para cobrar la pensión. Hubo mucho desconocimiento. Quizás este año se vuelva a normalizar y cambie la tendencia». Para Sos, «visto lo visto la bajada del mercado británico es muy grande», aunque no es el impacto que pueda ocasionar en zonas como la Costa Blanca. En Castellón, «también han mermado las compras de suizos o suecos, pero en cifras supone muy poco». 



Compartir el artículo

stats