Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DEPORTE Y GASTRONOMÍA

Los mejores almuerzos ciclistas 'low cost' de Castellón

Los aficionados a la bicicleta tienen varias paradas obligatorias para el avituallamiento en sus rutas

Avituallamiento de un ciclista en una playa de la provincia

Octubre está a la vuelta de la esquina y, salvo episodios aislados de inestabilidad meteorológica como los de los últimos días, la provincia de Castellón todavía ofrece las mejores condiciones para poner de nuevo nuestros esqueletos en movimiento y empezar a ponernos en forma cara al invierno.

La práctica del ciclismo es una de las actividades predilectas en una provincia privilegiada por su clima y su orografía, que permite combinar unas buenas sesiones en carretera con la adrenalina de las sendas de montaña o escalar algunos de los puertos más significativos de la provincia. Así que es hora de rescatar las bicis de los trasteros, una buena revisión antes de ponerlas a rodar y, si hace falta, renovar la equipación.

Cicloturistas en ruta

Y, por supuesto, ten siempre en cuenta que un buen avituallamiento te salvará de problemas inesperados o de alguna de las temidas pájaras. En Castellón hay buenos e inmejorables escenarios para la práctica del ciclismo de carretera o montaña, pero también bares especializados en almuerzos ciclistas. A continuación, con la ayuda de arueda.bike, te hacemos un repaso de algunos de los destacados. Y sin hacer daño a tu bolsillo. Aunque hoy en día llevar el móvil encima te permitirá pagar en la gran mayoría de estos establecimientos; si eres más tradicional no olvides en guardar algo de dinero en tu maillot o tu bolsa de sillín. No demasiado. Por menos de 10 euros puedes obtener una suculenta inyección de energía para emprender con fuerza el camino de regreso a casa.

Bar Els Perxes (La Serratella)

Ha renovado su gerencia hace un par de meses. Abre a las ocho y media de la mañana y, si los nuevos concesionarios --el local es de propiedad municipal-- no han cambiado el menú tradicional, Els Perxes ofrece dos variantes de almuerzo para los ciclistas que paran a realizar el avituallamiento en esta localidad de la Plana Alta. Uno completo al precio de 6 euros que está compuesto por un bocadillo entero al gusto, una bebida y café o carajillo, a elección del cliente.

Els Perxes, un clásico de las rutas por la Plana Alta

La versión light, para aquellos que tienen prisa en reanudar la ruta o no necesitan una inyección tan cuantiosa de energía para continuar dando pedales consiste en una tostada y un refresco por 2,5 euros.

Casa Julián (La Barona)

Uno de los bares en los que el boca a boca ha funcionado desde hace años hasta convertir el establecimiento en un punto de referencia de los esmorzarets en la provincia de Castellón. A partir de las nueve de la mañana están listos para ofrecer a los esforzados de la ruta un almuerzo ciclista. Uno de los más habituales incluye medio bocadillo, bebida, ensalada de tomate y cebolla y café o carajillo. ¿El precio? entre 7 y 10 euros. En arueda.bike destacan que disponen de garaje para guardar las bicicletas.

Casa Julián, em La Barona, un punto de referencia de los 'esmorçarets'

Casa Tere (Ribera de Cabanes)

En plena N-340, a su paso Ribera de Cabanes, se encuentra uno de los oasis para los cicloturistas que se aventuran a rodar en carretera o a disfrutar del paraje natural del Prat de Cabanes. Su propuesta de almuerzo para los ciclistas cuesta 4,5 euros y consta de plato de aceitunas, medio bocadillo, bebida y carajillo

Casa Tere, en la entrada del paraje del Prat de Cabanes

Casa Tere, en la entrada del paraje del Prat de Cabanes

Tapas Branto (Cabanes)

Cincuenta céntimos marcan la diferencia entre disfrutar de un almuerzo con la 'guinda' del carajillo (5,50 euros) o sin ella (5 euros). Son las propuestas de este bar situado en Cabanes y bien valorado entre el pelotón. El menú fijo tiene bocadillo entero, bebida y plato de aceitunas.

Con o sin carajillo, las opciones del Branto, en Cabanes

Casa Ramón (Atzeneta)

Para disfrutar de sus almuerzos solo debes tener clara una cosa: cierra los miércoles. El resto de días, a partir de las 8.00 horas, ofrece almuerzos especiales para ciclistas abundantes y a buen precio: 5 euros. Apunten: ensalada con cebolla y tomate, plato grande de cacahuetes, bebida, medio bocadillo y carajillo o café.

Casa Ramón, una parada obligada para coger fuerzas en Atzeneta

Bar Esperanza (Torralba del Pinar)

La propuesta de este popular establecimiento de la población del Alto Mijares consiste en medio bocadillo (aunque testigos presenciales afirman que por tamaño sería más bien uno entero), un plato de cacahuetes y aceitunas de cosecha propia, la bebida y el imprescindible carajillo. Todo por 5 euros.

El Hogar (Villamalur)

Ubicado en la Plaza Concejo de esta localidad del Alto Mijares abre a las ocho de la mañana, aunque desde agosto se encuentra cerrado. Para cuando vuelva a abrir sus puertas recordamos que su propuesta para los ciclistas que deciden parar en este bar tras una buena paliza de kilómetros sobre la bici es de 5 euros y consta de medio bocadillo, una bebida, plato de cacahuetes y aceitunas y el casi siempre omnipresente carajillo.

Un ciclista frente a El Hogar de Villamalur

Un ciclista frente a El Hogar de Villamalur

Casa Paquita (Eslida)

Es uno de los bares más apreciados por los ciclistas de la provincia y los que se desplazan desde toda España para disfrutar de la bici en la Serra d'Espadà. Su almuerzo especial para ciclistas incluye medio bocadillo, plato cacahuetes y aceitunas, bebida y carajillo por 6,5 euros.

Casa Paquita, en Eslida

Compartir el artículo

stats