Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educació permitirá a los colegios elegir un horario mixto entre la jornada continua y la partida

La votación por las familias se prevé antes de la próxima matrícula para aplicarla el curso que viene

Las urnas volverán a los colegios que quieran cambiar el horario escolar

Los padres podrán volver a votar el horario escolar para sus hijos en el colegio antes de que empiece el próximo proceso de matrícula y aplicarlo el curso que viene. Es la previsión que baraja la Conselleria d'Educació con el borrador de la nueva orden sobre la jornada escolar, con la que pretende esquivar los problemas jurídicos que provocó la anterior, que será anulada, y que ha obligado a varios colegios de la Comunitat a revertir este curso el horario que eligieron las familias.

La normativa que se empieza a negociar esta semana con los representantes de la comunidad educativa, incorpora la posibilidad de elegir una jornada mixta, a caballo entre la jornada continua, que prácticamente está generalizada en los colegios públicos de la provincia de Castellón, y la jornada partida tradicional que mantienen buena parte de los centros concertados.

Este nuevo tipo de jornada denominada «flexible» o mixta puede alternar días de horario lectivo de mañana y de tarde, es decir de jornada partida, con otros días de horario lectivo únicamente por la mañana, como es la jornada continua o única.

El horario continuado imparte las clases solo por la mañana, de forma que el que no se quede a comer puede irse a casa, o bien quedarse hasta las 17.00 horas, tiempo en el que se incluyen las actividades extraescolares que puede organizar la AMPA o el Ayuntamiento que corresponda, y para las que se estipula una evaluación anual y el control de la inspección para que sean de calidad.

En el horario partido las clases destinadas a la tarde no pueden abarcar menos de una hora y media, ni acabar antes de las 16.00 horas, además de destinar un descanso mínimo de una hora y media entre las clases de la mañana y las de la tarde, que será el periodo destinado a comedor.

Educació ha decidido desbloquear la elección del horario escolar, paralizado durante la pandemia, y tiene la intención de publicar la nueva orden en el DOGV, Diario Oficial de la Generalitat, en los primeros compases del próximo año, «para que se pueda aplicar en el curso 2022-2023».

La citada publicación abrirá la puerta a que los centros educativos que lo deseen inicien el proceso de cambio de jornada y hacerla efectiva el próximo curso, por lo que las familias a votar serán las que tengan niños matriculados desde primero a quinto de Primaria, porque los que están en sexto curso pasarán al instituto.

El borrador al que ha tenido acceso este diario precisa que hace falta el voto de 2/3 de cada consejo escolar para iniciar el proceso, ratificarlo también los 2/3 del claustro de profesores, informar a todas las familias, obtener el visto bueno de la dirección general de Innovación en la conselleria y convocar la elección por los padres que debe resolverse con el 55% de los votos y antes de empezar el periodo de matrícula.

Los centros que ya tienen jornada continua debe ratificarla los 2/3 del consejo escolar porque la orden que la adjudicó quedará anulada. Y a partir de la nueva normativa, solo en el caso de que las familias voten que no, el centro deberá esperar tres cursos para plantear de nuevo un cambio de horario.

Si las familias ratifican lo votado por el consejo y los docentes, mientras el consejo escolar no decida un nuevo proceso se mantendrá la jornada elegida sin plazos.

Compartir el artículo

stats