Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PRESENTACIÓN ANUAL DE RESULTADOS

UBE avanza en la recuperación poscovid con la amenaza del alza en los costes

El ejercicio anterior cierra con 381 millones en facturación y 14,5 en beneficios netos. El alza del precio de la energía y la logística lastra el crecimiento tras la pandemia

El presidente de UBE, Bruno de Bièvre (centro), desgranó este miércoles en Castelló los resultados de la corporación en su último año fiscal, que finalizó el pasado mes de marzo.

La compañía UBE Corporation Europe con sede central en Castelló avanza en la recuperación del impacto de la pandemia de coronavirus en su actividad con la vista puesta ahora en la amenaza que supone el alza de los costes de la energía o la logística. Así se desprende de los resultados de su último ejercicio fiscal, que concluyó el pasado 31 de marzo tras un año marcado totalmente por la crisis, y que el presidente de UBE, Bruno de Bièvre, se encargó de desgranar este miércoles: la facturación cayó en los momentos más arduos de la crisis un 11%, al registrar un volumen de ventas de 381 millones, dejando unos beneficios después de impuestos de 14,5 millones.

Cifras que pese a todo no están tan lejos de los 428 millones de ventas y los 19 de beneficios del año previo a la pandemia. "El impacto negativo de la crisis fue mucho menor del esperado y a partir de la segunda mitad del año fiscal hemos visto una línea de recuperación", explicó De Bièvre, quien confía en mantener la tasa de crecimiento en los próximos meses.

Sin embargo, la mayor preocupación se centra ahora en los costes energéticos disparados, algo conocido por todos, y los problemas de logística por la escasez de contenedores o transportistas en algunos lugares como Estados Unidos. "El auge del gasto en la producción repercutirá en los consumidores, pero no todo, por lo que también afectará a nuestros resultados", vaticinó el presidente de UBE.

Más empleo

El mismo balance también aporta un aumento del empleo directo del grupo del 4%, al contar con 616 trabajadores en el último ejercicio, de ellos 560 radicados en los centros de la provincia de Castellón --en la capital de la Plana y Almassora--.

Sobre este campo, De Bièvre abogó por invertir en formación para garantizar la calidad del empleo. En este sentido, puso como ejemplo la colaboración con el ciclo formativo de Química Industrial del IES Vicent Castelll, cuyas primeras promociones "han encontrado trabajo en su totalidad, además de que aportamos profesorado y tenemos estudiantes en prácticas".

Récord en inversión

La inversión para el nuevo periodo 2022-2024 prevé alcanzar los 90 millones de euros, la cifra más alta desde 1994, con más del 25% destinado a proyectos de seguridad y medioambientales.

Compartir el artículo

stats