Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

quejas vecinales por las picaduras

El mosquito tigre invade 85 municipios mientras el de marjal se expande sin control

En los últimos tres años ha colonizado 21 localidades nuevas, algunas en el interior

Imagen de archivo de tratamiento contra los mosquitos en Nules, uno de los municipios donde más proliferan.

La erradicación de esta especie invasora en la provincia de Castellón resulta ya imposible, como recoge el Manual de buenas prácticas frente al mosquito tigre y la mosca negra para municipios de la Comunitat. Teniendo en cuenta que este díptero que genera molestas picaduras llegó para quedarse le corresponde a las autoridades intentar poner cerco y controlar su imparable expansión. 

Según los últimos datos computados por la Conselleria de Sanitat, a raíz de los controles periódicos que realiza el Laboratorio de Entomología y Control de Plagas de la Universitat de València, este insecto ha colonizado ya 85 municipios de la provincia de Castellón, es decir, seis de cada diez poblaciones soportan los estragos de este díptero o lo que es lo mismo solo 50 localidades se libran de las molestias que ocasiona.

Gráfico sobre la reproducción del mosquito tigre. Mediterráneo

Esto supone un importante incremento teniendo en cuenta que, en el 2018, el mosquito tigre se localizaba en 63 localidades, 22 menos que ahora. La expansión de esta especie, que se introdujo inicialmente en la costa, ha llegado hasta las comarcas del interior de Castellón, por ejemplo, se ha detectado incluso a Morella.

El de marjal

La principal diferencia con el mosquito común es su mayor tamaño y voracidad, además es a finales del verano, cuando no hay sofocantes temperaturas, cuando su hábitat, situado en entornos urbanos, es más idóneo. Pero la problemática situación que atraviesa la provincia, especialmente, en las localidades costeras no solo es culpa del mosquito tigre, ya que también preocupa la eclosión del llamado mosquito de marjal que se reproduce con gran rapidez en entornos encharcados cuando hay abundantes lluvias, como las vividas semanas atrás.

La grave afección y molestias que estos insectos están provocando de norte a sur de la provincia es una realidad palpable, como informó ayer Mediterráneo. Esta situación genera gran malestar entre los vecinos que reclaman tratamientos más efectivos.

Compartir el artículo

stats