Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CONGRESO DE TURISMO

El turismo extranjero muestra sus primeros brotes verdes en Castellón

El porcentaje de visitantes franceses empieza a subir

Imagen de la recepción de un hotel de Benicàssim, este verano.

Una de las sesiones del congreso de turismo de la UJI y la Fundación Universitat Empresa detalló cómo han cambiado los métodos de trabajo en los alojamientos turísticos a causa de la pandemia. Desde el primer estado de alarma y el cierre de las instalaciones, con prácticamente todo el personal en ERTE, hasta una reapertura marcada por nuevos protocolos de higiene y distancia social, el panel de participantes, moderados por la gerente del Patronato Provincial de Turismo, Virginia Ochoa, expusieron sus estrategias para evitar que el cierre forzoso de los establecimientos acabara con sus negocios para siempre. De paso, algunos empezaron a exponer que es en las últimas semanas cuando se nota un tímido comienzo de la llegada de visitantes extranjeros, tras dos veranos prácticamente en blanco.

Unas apreciaciones que quedan corroboradas por el análisis semanal que efectúa la patronal autonómica Hosbec. La última semana de septiembre ha estado marcada por un descenso de la ocupación media, aunque se detecta que crece el porcentaje de personas venidas desde el extranjero. Si en plena temporada estival el porcentaje de visitantes nacionales superaba el 90% ampliamente, en este último repaso es del 87,6%. Del porcentaje restante destaca Francia, que aporta el 6,3% de emisores. El Reino Unido queda a distancia, con el 1,9%, aunque el inicio del levantamiento de restricciones para viajar hasta España puede favorecer un incremento en las próximas semanas.

"La tendencia está cambiando ya ya empezamos a tener más reservas de extranjeros"

Miguel Albalat - Hoteles Intur

decoration

En cuanto a las vicisitudes de los hoteles, Miguel Sánchez, desde la empresa Mirai, encargada de asesorar a hoteles y cadenas medianas, expuso «la lluvia de cancelaciones» sufrida en marzo del pasado año, que fue seguida de la propuesta de aplazar las reservas para mantener sus importes y paliar el impacto en las cuentas. Desde Rusticae, especializada en espacios rurales, Sara Sánchez mostró «otra cara» de los últimos veranos, ya que pese a los buenos niveles de ocupación en julio y agosto «aún acabaremos el año sobre el 30% por debajo del 2019», debido a la cantidad de días, tanto en el 2021 como en el primer tramo del 2021, en el que los alojamientos tuvieron que cerrar.

Reservas

En hoteles Intur también ofertaron aplazar fechas como alternativa a las cancelaciones. Su director comercial, Miguel Albalat, detalló que en este tiempo han aprendido «a trabajar con poca planificación y tomar decisiones ágiles», así como a controlar al máximo los gastos. Sobre la afluencia internacional «la tendencia está cambiando y ya empezamos a tener más reservas» , ante el final de algunas limitaciones para volar entre países. Además, puso de manifiesto la dificultad de establecer varios protocolos anticovid, en función de la comunidad en la que están sus hoteles. 

Compartir el artículo

stats