Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En el 2020

Los casos de varicela y paperas caen a mínimos por las medidas covid

La tosferina y la meningitis también descienden y no se registra ningún paciente con sarampión

Los niños de Primaria darán más Matemáticas y Lengua durante el próximo curso

Los niños de Primaria darán más Matemáticas y Lengua durante el próximo curso

Con los niños encerrados en casa, la mascarilla, la limitación de reunirse y una vuelta al cole con un severo control de higiene, los virus —y no solo el coronavirus— lo tuvieron difícil para transmitirse el año pasado. La efectividad de estas medidas de higiene fue tal que enfermedades víricas como la varicela o las paperas se quedaron en cifras mínimas, las más bajas de los últimos cinco años. Así lo han destacado los técnicos de la Dirección General de Salud Pública de la Conselleria de Sanidad al resumir qué paso el año pasado con estas patologías, algunas de declaración obligatoria en consulta ya que están sometidas a un control especial. Según los especialistas, las medidas anticovid hicieron que, de forma indirecta, las cadenas de transmisión de estos virus quedaran «condicionadas», de ahí que el número de casos que se registraron cayera de forma «importante» hasta niveles no vistos en el último quinquenio.

Un 75 % menos

Es lo que pasó, por ejemplo, con las paperas y la varicela. Partiendo de que ambas son enfermedades que se previenen por medio de vacuna y dadas las altas coberturas en la Comunitat Valenciana, cada día son más difíciles de ver, pero en el año 2020 se notificaron todavía menos casos. En el caso de la varicela, se registraron 1.803 casos cuando el año anterior fueron 7.289, una caída del 75 % que supuso el mínimo registrado desde 2015. En el caso del virus de la parotiditis (que se previene con la triple vírica), en 2020 se declararon 331 casos en las tres provincias, cuando un año antes habían sido el doble, 619.

Lo mismo pasó con la tosferina —que se previene con una vacuna antes de cumplir el año— al registrarse 121 casos frente a los 355 de un año anterior. En el caso de la meningitis, se registraron 23 casos en la temporada 2019-2020 frente a los 36 de la anterior. En este caso, los niños y adolescentes están protegidos de los serogrupos A, C, W e Y y hay familias que optan por pagar para cubrir también el tipo B. En lo que llevamos de año, y según los datos de la Conselleria de Sanidad se han notificado dos casos: uno del serogrupo B en un menor de 2a 4 años y uno del tipo C en un adolescente de 15 a 19 años. Además, hay un caso probable en un mayor de 25 años.

En el caso del sarampión (que también se previene gracias a la triple vírica) ni siquiera hizo aparición en el año 2020, ni tampoco la rubeola. Se notificaron 13 casos de sarampión pero todos fueron descartados como errores diagnósticos. Cabe recordar que se está buscando la erradicación de esta enfermedad y que los últimos casos en años anteriores fueron todos casos importados. Este año lleva camino de acabar también con el contador de sarampión a cero. Según la vigilancia que hacen desde Sanidad, en lo que llevamos de año solo se notificó un caso en Elda y fue descartado.

Medidas anticovid

«Desde luego las normas de protección como la mascarilla, el confinamiento y la distancia social cumplieron su cometido con el coronavirus pero también con el resto», apuntaba la presidenta de la Asociación Valenciana de Pediatría, Eva Suárez. En consulta, la preocupación por estas enfermedades decayó el año pasado pero los pediatras sí que tuvieron que hacer un trabajo activo para «rescatar» a todos aquellos niños que no se habían vacunado en tiempo y forma. En lo peor de la pandemia, Sanidad paralizó parte del programa pero no la primovacunación, la protección que se pone a los bebés menores de un año «pero aún así había mucha gente que no quería venir al centro de salud», explica Suárez, lo que hizo que, por ejemplo, la cobertura de la vacuna de la triple vírica (al año y a los cuatro) cayera por debajo del umbral del 95 %, bajada «que ya se ha corregido y tenemos las mismas coberturas que otros años. No esperamos que haya problemas en estas enfermedades porque no ha habido merma en la vacunación», añadió Suárez.

Los catarros y otros virus, en niveles prepandemia ahora

La caída de contagios el año pasado tiene números contrastables en estas enfermedades al ser de declaración obligatoria pero también se notó en el resto de virus que circulan entre los niños (y después pasan a los adultos) aunque no haya registros. De hecho, según ha explicado la presidenta de la Asociación Valenciana de Pediatría, Eva Suárez, es ahora cuando se está viendo catarros, bronquiolitis y otros virus respiratorios, además de boca-mano-pie y gastroenteritis «a niveles prepandemia. En estas dos, tres semanas tras la vuelta al cole hemos visto tantos catarros como en todo el año anterior», explica.

La vuelta a la normalidad también en la transmisión de los virus hace temer a los expertos que se estén relajando las medidas de prevención y de higiene básicas, como la distancia social o el lavado de manos y todo a puertas de la temporada de la gripe. Suárez pone como ejemplo los catarros. «Si tú estornudas y llevas mascarilla no pasa nada, pero si lo haces sin mascarilla y hay alguien a menos de metro y medio es más que probable que al día siguiente esa persona tenga el mismo virus», apunta. La pediatra cree que la medida del lavado y desinfección de manos también se está relajando a la vista del volumen de «casos de gastroenteritis que estamos viendo y del virus del boca-mano-pie en los niños. En las gastroenteritis, la vía de transmisión es fecal-oral, por lo que si vas al baño y no te lavas las manos, puede aparecer el virus», apunta.

Compartir el artículo

stats