Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

efectos de la carga asistencial en atención primaria

El colapso en los centros de salud multiplica las bajas de los médicos en Castellón

El problema es más que palpable en Palleter con siete doctores sin trabajar

Colas en el colapsado centro de salud Palleter.

Colas en el colapsado centro de salud Palleter.

La pandemia está pasando factura a las plantillas de los centros de salud de la provincia de Castellón. La presión asistencial vivida durante meses por el estallido de casos de coronavirus, unida a los problemas históricos de falta de personal e instalaciones obsoletas que sufre la Atención Primaria, está haciendo mella en los sanitarios. 

Un claro ejemplo de ello es lo que está sucediendo en el centro de salud Palleter de Castelló, donde hace unos días dimitió su coordinador médico, ante la falta de soluciones para dar una respuesta al «colapso» que sufre desde que asumiera el cupo de pacientes y profesionales del cerrado consultorio Constitución. Según CSIF, la saturación por la elevada carga de trabajo y el deterioro entre los propios profesionales están detrás del principal motivo que ha llevado a diez de los 21 médicos del centro a pedirse la baja laboral. 

La reacción del departamento de salud

Ante esta denuncia, desde el departamento de salud de Castellón han puntualizado que hay siete profesionales de baja en Palleter, cuyas sustituciones se han lanzado a bolsa, «aunque el déficit estructural de Medicina de Familia no ha hecho posible cubrirlas en su totalidad». «Tiene la misma presión asistencial que los otros centros de salud de la ciudad de Castelló y unos cupos asistenciales similares a los del resto de consultas de Atención Primaria», han indicado. 

Por lo que respecta a la falta de espacio, «se ha optado por la colocación de estructuras modulares en el entorno del centro de salud. Para eso, se han iniciado ya los consiguientes contactos con el Ayuntamiento de Castelló para la planificación y ubicación de estas instalaciones», han explicado.

Desde CCOO también alertaron ayer de que en el Punto de Atención Continuada (PAC) de Almassora está habiendo problemas en este sentido, con tres de sus médicos de baja. «Hemos pedido una evaluación de riesgos psicosociales», señalaron desde el sindicato.

Ansiedad

Y es que estos son dos ejemplos claros de lo que está sucediendo en Primaria, según la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria. «Los estudios señalan que uno de cada dos médicos de familia padece trastorno de ansiedad, irascibilidad o insomnio y, en algunos profesionales, estos se agravan aún más», explica la presidenta de la entidad, la doctora María Ángeles Medina. «Han sido muchos meses de pandemia. No hemos tenido tregua y ahora llueve sobre mojado, viene la campaña de la gripe, las complicaciones de los pacientes crónicos y las secuelas postcovid», indica.

«Cada día más compañeros se cogen la baja, muchos reconocen que no pueden más», señala la doctora, quien constata que ahora cuando los facultativos pueden jubilarse optan por hacerlo directamente y no prolongar su vida laboral, a pesar de que no hay relevo generacional posible.

Compartir el artículo

stats