Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

un joven lleva al juzgado el calvario que sufre en la pobla de benifassà

El colectivo LGTBI denuncia la escalada de agresiones homófobas en Castellón

Desde septiembre se han interpuesto 15 denuncias, casi las mismas que en un año

Una bandera LGTBI en una concentración reivindicaciva.

Una bandera LGTBI en una concentración reivindicaciva.

El colectivo LGTBI de Castellón ha interpuesto desde el pasado mes de septiembre 15 denuncias en los juzgados por agresiones homófobas, esto supone que en poco más de un mes se ha llevado a los tribunales prácticamente las mismas que en todo un año, teniendo en cuento los registros de ejercicios anteriores. Una de las últimas es la del joven de la Pobla de Benifassà que asegura que dos vecinos lo insultan, amenazan y sabotean su vivienda a gritos de «maricón». Como informó ayer Mediterráneo, ha denunciado ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Vinaròs un delito de odio.

«Lo hemos acompañado a interponer la denuncia, pero nos tememos que se archivará», señala Jordi Pilar, portavoz del colectivo LGTBI de Castellón. La entidad alerta de un «acusado repunte» de este tipo de agresiones durante las últimas semanas y responsabiliza de las mismas al «discurso anti LGTBI que promulga Vox».

Archivo - Dos chicos sostienen la bandera LGTBI David Oller - Europa Press - Archivo

Tolerancia

«La sociedad, en general, es tolerante, pero está el típico intolerante que destaca y se refuerza con el mensaje del odio que VOX lanza y penetra en la vida cotidiana», explica Pilar, quien lamenta la «involución» que se está viendo al respecto de la tolerancia y defensa de los derechos de este colectivo. Para hacer frente a estos alegatos, Pilar aboga por «destruir el fascismo desde las instituciones y con la unión de todos los partidos políticos».

Por tanto, el colectivo de Castellón defiende que, en la provincia, se está produciendo una situación similar al resto de España, donde el pasado mes de septiembre se volvió a poner el foco en este problema social. 

Ante la escalada de este tipo de agresiones llevó al presidente del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, a anunciar que el Gobierno va a actualizar el plan contra los delitos de odio ante la escalada de agresiones homófobas. Sánchez se comprometió a adoptar los «cambios pertinentes para que aquellos grupos que quieren devolver el odio a las calles de España no puedan conseguirlo».

Un conflicto entre familias que «viene de muy lejos»

El alcalde de la Pobla de Benifassà, David Gil Ventaja, está seriamente preocupado --como responsable municipal y a título personal-- por el conflicto que está enfrentando a dos familias de su municipio. Sin intención de inmiscuirse en un asunto que ha llegado a los tribunales, ayer se limitó a afirmar que el origen de la situación denunciada por Jaume R. B. «viene de lejos» y que, por tanto, no ha empezado por él ni por su sexualidad.

Tras la publicación por parte de Mediterráneo de la denuncia de Jaume por un delito de odio, asegura que la otra familia le ha pedido hablar con él y, como ya ha hecho otras veces con este conflicto, les atenderá el lunes.

Tal es el desvelo que le genera que llegó a afirmar, afectado, que «no sé dónde va a acabar».

Compartir el artículo

stats