Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La FP apenas cubre el 52,3% de las plazas en la provincia

Menos alumnos en hostelería pese a la falta de mano de obra en el sector de Castellón

La demanda de los ciclos y cursos profesionales cae en la provincia, en especial los dedicados a camareros. Achacan el problema a los efectos de la pandemia, aunque también a las carencias "estructurales"

Alumnado de la escuela de hostelería y turismo del Grau de Castelló, este lunes, durante una práctica formativa centrada en el ámbito del servicio de camareros.

La formación en hostelería se ha contagiado del creciente desinterés por trabajar en el sector y experimenta una caída en la demanda pese a las múltiples ofertas de empleo sin cubrir de establecimientos de todo tipo.

Los ciclos de Formación Profesional de la rama de hostelería y turismo que se imparten en Castellón evidencian esta tendencia a la baja al cubrir para este curso apenas el 52,3% de las plazas ofertadas. En números absolutos, registran 463 matrículas y quedan otras 422 vacantes en la provincia, según datos de la Conselleria de Educación. Esto supone una caída del 12% sobre el curso anterior.

El CIPFP Costa de Azahar del Grau de Castelló es uno de los centros referentes en este ámbito y no resulta ajeno a la situación. Su vicedirector, Vicente Moliner, explica que el descenso del interés afecta en especial a las matriculaciones en formaciones sobre el servicio de sala, por encima de las de cocina, tal y como respaldan las cifras de inscritos de Educación comprobadas por este periódico. 

Sobre las causas, Moliner achaca mayormente dicho escenario a «la pandemia y el grave impacto que ha tenido en la hostelería», aunque alude también a «carencias estructurales del sector». Pese a todo, confía en que «aumenten las matrículas para el curso que viene, más aún con el boom de ofertas de empleo que cada día nos llegan para promocionar entre el alumnado», señala.

Los centros dependientes de Turisme Comunitat Valenciana, según confirman fuentes del departamento autonómico, tampoco se libran de la pérdida de alumnos, siendo los cursos básicos o de iniciación los más perjudicados. 

Especialización

A la contra, las mismas fuentes matizan que las sesiones centradas en la especialización o para ampliar conocimientos mantienen la buena acogida previa a la pandemia o incluso aumenta. No obstante, el área que encabeza Francesc Colomer prepara para este próximo mes de noviembre unas jornadas con profesionales de la hostelería para buscar solución a dicho desinterés y tratar de fijar acciones para revertir la problemática.

Mientras tanto, encontrar personal, como ha recogido Mediterráneo en las últimas semanas, aún es una labor compleja para los hosteleros. El responsable de la patronal de la provincia Ashotur, Carlos Escorihuela, lo deriva a «la gran cantidad de ayudas existentes, lo que impide que la gente opte a un puesto laboral».

Necesidad

Más allá de la crítica, Escorihuela comparte sobre la caída de alumnado en las titulaciones que «la propia pandemia puede haber influido en que la gente busque salidas laborales diferentes» ante los reiterados cierres de locales, a la vez que resalta la «necesidad» imperiosa de que los empleados estén formados: «Castellón siempre ha tenido una hostelería muy buena y para ello necesitamos gente preparada». 

El presidente del Consell de la Joventut de Castelló (CJCS), Miguel Marí, aborda que las personas releguen de sus preferencias de primer estudio las titulaciones en hostelería y valora que «al final los jóvenes huyen de sectores como la hostelería donde, al igual que en otros, el empleo suele tener sueldos bajos o una temporalidad muy elevada».

«Si quieres una mínima estabilidad, y es lo que se requiere para desarrollar tu proyecto vital, tienes que buscar otra vía con mejores condiciones», analiza Marí, quien considera que resulta necesario hacer «más atractivos» los puestos de trabajo ofertados en bares, restaurantes u hoteles. «Muchos jóvenes han recurrido siempre a la hostelería para pagar estudios o alquileres o sacar un sobresueldo, pero gran parte opta al final por opciones alternativas», dice. i. c.

Compartir el artículo

stats