Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CELEBRACIONES

El disfraz del juego del Calamar triunfa en Castellón en un año en que se recuperan las ventas de Halloween

El icónico mono rojo y la careta negra se venden por precios que oscilan entre los 16 y los 30 euros

La tienda de disfraces Pirovila de Vila-real ofrece la indumentaria completa de 'El Juego del Calamar'

La tienda de disfraces Pirovila de Vila-real ofrece la indumentaria completa de 'El Juego del Calamar' Manolo Nebot

El Juego del Calamar arrasa en descargas de Netflix pero también se perfila como uno de los disfraces estrella para las celebraciones de Halloween, que recuperan ventas tras la debacle del año pasado. Bazares y tiendas de disfraces de Castelló y Vila-real confirman que se ha convertido en una de las indumentarias más demandadas para estas fechas. El icónico mono rojo y la careta de color negro pueden adquirirse a un precio que oscila entre 15 y 30 euros. Pese al llamamiento que las asociaciones de padres de alumnos han hecho para que el público infantil no vea la serie y que los profesores hagan vigilancia en centros, el fenómeno está ahí. Hay que recordar que hay colegios que han prohibido expresamente el disfraz de El juego del Calamar como el CEIP José Soriano de Vila-real.

El juego del Calamar triunfa en bazares

Por ejemplo, el Bazar Suerte de Castelló, que tiene un lineal exclusivamente destinado a esta mediática serie coreana, lo vende a un precio que oscila entre los 12,95 y los 13,95 euros, tanto en infantil como adulto, siendo lo más buscado en disfraces. También Top Market, ubicado en la calle Panderola de Castelló, corrobora el tirón. Desde Pirovila, en Vila-real, también constatan que existe mucha demanda, sobre todo, entre adultos, debido a todas las personas que siguen la serie, a un precio de 29-30 euros máscara incluida.

Imagen de las caretas de ElJuego del Calamar

No obstante, también puede encontrarse en tiendas online, como Amazon o Carrefour Además, en internet pueden encontrarse vídeos que muestran cómo elaborarse uno casero.

Subida de ventas

El sector ha constatado una recuperación de las ventas gracias al alzamiento de la mayoría de las restricciones sanitarias motivadas por el coronavirus. Así, desde Todojuguete explican que este año se está animando más debido a que se pueden hacer celebraciones, siendo esta la semana más fuerte en ventas. "Se venden para niños y adultos, así como maquillajes y accesorios". Esqueletos, vampiros, brujas, lobos, drácula, colegiala zombie, espíritu de la noche, góticos... También se venden accesorios, como calabazas para poner caramelos, o maquillaje de calidad para caracterizarse. El alcance es para todos los bolsillos, indican, pues pueden encontrarse disfraces desde 4,95 euros.

Igualmente desde Pirovila señalan que "la gente vuelve a retomar Halloween, después de un año en el que prácticamente se celebró en el ámbito privado, en casa. "Este año es la primera fiesta que tenemos para volvernos a reunir con todos disfrazados y disfrutando juntos del ambiente", señalan desde esta empresa de Vila-real, que destacan también que los colegios también están recuperando la celebración. El gasto medio suele ser de unos 35-40 euros, ya que la gente suele venir también a por la decoración. "El viernes se hará para los niños, el sábado en fiestas o salas y el domingo será la noche de Halloween", señalan.

Carrefour Castellón también constata más ventas que el año pasado, sobre todo para bebés y niños, en que se venden disfraces de bruja o esqueleto, para fiestas del colegio así como complementos, ya que mucha gente se hace ellos mismos el disfraz.

Otro disfraz ligado a series que también está siendo ofrecido es el de La Casa de Papel que se puede encontrar, por ejemplo, en el Corte Inglés donde señalan que con todo lo más vendido para niños y adultos son los de esqueleto y constatan que este año se han recuperado las ventas.

Puente festivo

También la hostelería confía en Halloween. Desde la patronal hostelera Ashotur Luis Martí pronosticó que "la gente está animándose y creemos que puede ser un buen puente". No obstante, Carlos Escorihuela, matiza que «Halloween tradicionalmente ha sido un final de temporada muy bien acogido. Sin embargo, dado que hasta última hora no se concretaron los aforos hay menos establecimientos celebrándolo y otros muchos cerrados. Aun así, sí hay otros que lo celebran y sí hay demanda de quienes van a pasar la noche, el fin de semana o una cena. La gente saldrá; es un fin de semana de 3 días y habrá movimiento», resume. 

Compartir el artículo

stats